Ismael, pentatleta de bronce

Foto Reuters
Hernández da a México una medalla inesperada e ilusiona que su deporte tenga una mayor difusión

Río de Janeiro.— Ismael Marcelo Hernández Uscanga dio la sorpresa al conseguir la medalla de bronce en pentatlón moderno en los Juegos Olímpicos de Río 2016, después de acumular 1,468 puntos y terminar la prueba detrás del competidor ruso Alexander Lesun y el ucraniano Pavlo Tymoshchenko.

Hernández le dio así a México la quinta medalla en los Juegos, en una gloriosa jornada para el país azteca, en la que más temprano Germán Sánchez había logrado una plata en clavados y María del Rosario Espinoza había garantizado al menos el mismo metal en taekwondo.

El tercer puesto del pentatleta llegó de forma inesperada, pues hasta ahora su mejor actuación en un campeonato internacional había sido el subcampeonato en los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015.

El bronce olímpico le llega al mexicano como revancha después de perderse la cita de Londres 2012 por una lesión poco antes de competir.

Una caída del caballo en los Campeonatos del Mundo de aquel año le hizo golpearse la cara con un obstáculo, lo que le provocó fracturas alrededor del ojo.

La imposibilidad de viajar a Londres le llevó incluso a pensar en dejar el deporte. En 2010 había dado positivo por consumo de clembuterol y estuvo un año suspendido, por lo que la lesión fue un duro golpe.

“Estaba resentido. Me catalogaron como tramposo y no fue así”, dijo el atleta al término de la competencia, “pero aunque cuando competía recordé todos esos sucesos, los eché a un lado, no iba a permitir que me hicieran daño y me alejaran del objetivo”, añadió.

Hernández Uscanga mexicano se hizo con el bronce gracias a un undécimo puesto en la natación, al acumular 334 puntos, un decimonoveno en la esgrima donde sumó 208 unidades, un quinto en equitación con 300 y un octavo en el combinado de carrera atlética y tiro donde acumuló 625.

“Sabía que si llegaba con posibilidades a la carrera, podría superarlos, es mi prueba favorita y nadie de los que estaba conmigo iba a superarme en ese momento y así fue”, comentó.

Con lo conseguido, el militar de profesión, hijo también de miembros del Ejército Mexicano, espera que su deporte, “sea ahora más observado, más valorado y que tenga más difusión, es una actividad atlética muy hermosa, muy completa, y estoy seguro que si hay más apoyo se pueden dar muchas más satisfacciones, y esta sea el inicio de muchas, muchas más”.

Antes de Hernández Uscanga, Ivar Sisniega era el pentatleta que había estado más cerca del podio, con un séptimo puesto.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

 

En video

{{video.node.date}}