ES NOTICIA

A terminar con la "Maldición de la Cabra"

Foto Especial
Los Cachorros tienen una oportunidad inmejorable de hacer historia; una victoria los separa de volver a estar en una Serie Mundial

La Segunda Guerra Mundial acaba de termina cuando ganaron su último de la Nacional, y la Serie Mundial es recordada más que nada una cabra y una maldición, que la consagración de los Tigres de Detroit tras siete juegos.

Los Cachorros indignaron a Billy Sianis, el dueño de la taberna Billy's Goat (la cabra de Billy), cuando le pidieron que se fuera del cuarto juego debido a que el hedor que emanaba su mascota, la cabra Murphy, molestaba a los fanáticos.

Se dice que Sianis maldijo al equipo, y desde entonces la franquicia se ha caracterizado por quedarse a un paso de la gloria y sufrir varias malas temporadas.

Los Cachorros sacaron ventaja 2-0 ante San Diego en la Serie de Campeonato de la Nacional en 1984, pero los Padres barrieron los últimos tres partidos del duelo al mejor de cinco encuentros.

Hace 13 años, los Cachorros volvieron a casa arriba 3-2 sobre los Marlins en otra definición por el título del Viejo Circuito. Los fanáticos de Chicago aún siguen teniendo pesadillas sobre lo acaecido.

Chicago estaba a cinco outs de la World Series con Mark Prior en el montículo. Todo les salió mal.

El fanático Steve Bartman estiró el brazo para atrapar un foul de Luis Castillo que trató de engarzar al acercarse a las gradas.

La pelota rebotó en las manos de Bartman. El dominicano Alou no pudo ocultar su fastidio. Poco después, el torpedero Alex González malogró el que hubiera sido un doble play para acabar el inning. Prior se desinfló en la lomita.

Los Cachorros perdieron ese juego, y también, pese a que tuvieron a Kerry Wood de abridor.

"Sabemos de la historia, pero al mismo estamos tratando de escribir (otra) historia", apuntó el jardinero central Dexter Fowler.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

 

En video

{{video.node.date}}