ES NOTICIA

Omar Bravo, a la deriva

Foto Imago7
El futuro del mochiteco está en vilo, tiene hasta fin de mes para decidir su destino

Muchos se preguntan qué es lo que pasará con Omar Bravo. El futuro del máximo goleador del Guadalajara está en el aire. Aunque tiene contrato con el equipo de la NASL de los Estados Unidos, Carolina Railhawks, estos han dicho que ya no cuentan con él. ¿La razón? Parece que a los estadounidenses no les agradó nadita que el mochiteco, cuando se lesionó de una rodilla, se brincara la línea fronteriza para tratarse en Guadalajara. Lo que sabemos es que la NASL tiene la fama de estar muy atrasada en medicina de rehabilitación. Así que Omar optó por el remedio tapatío y ahora no tiene dónde jugar. Tiene hasta finales de mes para saber si regresa a Chivas, se contrata con otro club mexicano o internacional. O de plano cuelga los botines.

Gerry Flores, sin equipo

Resulta increíble, pero quien actualmente está sin equipo es Gerardo Flores. El lateral que fuera titular indiscutible con Toluca el torneo pasado y en alguna ocasión seleccionado nacional, fue desechado por los Diablos y también por Cruz Azul, dueño de su carta, por lo que todo parece indicar que su futuro estará en la MLS, si es que encuentra equipo, pues el plazo para contrataciones del mercado interno en Liga MX ya se venció. Lo que le sucede al Gerry es una muestra de que puedes perder el balón, pero no la humildad. Cuando estuvo en La Máquina algunos trabajadores contaban que la fama lo había cambiado, lo que habría provocado su salida al cuadro mexiquense. Aunque se le bajaron los humos con los rojos, su pasado veleidoso lo persigue.

Johnny Manziel, en problemas

 

Johnny Manziel no se aleja de los problemas. El ex jugador de la NFL y ganador del Trofeo Heisman con los Aggies de Texas A&M fue visto el domingo en un club nocturno de Miami. El problema es que Manziel estuvo en el mismo lugar que su ex novia, Colleen Crowley, quien le tramitó una orden de restricción tras acusarlo de propinarle una golpiza a principios del año pasado. Manziel llegó a un acuerdo el mes pasado en el que se comprometió ante el juez a completar los cursos de manejo de ira, mantener la “nariz limpia” y evitar contacto con Crowley durante un año. A cambio, se desestimó su caso criminal. Ahora se podría comprobar que no respetó la orden de restricción, lo cual le podría acarrear problemas.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

 

En video

{{video.node.date}}