Llamas destaca la pasión de paisanos

Foto Ariel Ojeda/El Universal
Horacio dice que eso ayuda para tener duelos oficiales de basquetbol

Aunque para muchos solo “se tomó una tacita de café”, el nombre de Horacio Llamas permanecerá en la historia del basquetbol al ser el primer mexicano en jugar en la NBA.

Con 28 partidos en los que disputó un total de 143 minutos el “Becerro”, como apodan a Llamas, afirmó que hay un mayor seguimiento de la liga por parte del público mexicano con relación a la temporada de 1996-1997, cuando él hizo su debut con los Suns de Phoenix.

“Creo que a cualquier país del mundo le gustaría tener dos partidos oficiales de la NBA. Esto es posible gracias a la pasión del público mexicano, de otra forma no sería posible que esto sucediera”, declaró Llamas.

El sinaloense añadió que la globalización de la NBA permite que niños y jóvenes mexicanos puedan empaparse de la liga en primera línea, algo que antes no sucedía.

El “Becerro”, quien pudo enfrentar a su ídolo Hakeem Olajuwon o Charles Barkley, es ahora embajador de los Suns en México, trabajando con la niñez.

“Phoenix se está preocupando mucho por ayudar a la niñez y juventud de México, abrió varias canchas en la frontera norte del país. Tengo varios años trabajando con Phoenix”.

 

Llamas espera que el empuje de la NBA alcance también al basquetbol mexicano, que en los últimos años ha dado saltos de calidad. 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

 

En video

{{video.node.date}}