Peloteo
Peloteo
Heriberto Murrieta

COLUMNAS ANTERIORES

La peor derrota

No te pierdas la opinión de nuestro experto

heribertomurrieta65@gmail.com

Al hacer un balance del desempeño de la Selección Mexicana de futbol en el año que está por terminar, salta a la vista, inevitablemente, el 7-0 que le infligió su similar de Chile dentro de la Copa América Centenario en Santa Clara, California.

Con el ánimo por los suelos, la Selección se dejó pisotear de manera vergonzosa. Perdió la brújula, extravió el amor propio, no halló cómo “cerrar” el partido y el resultado fue terriblemente escandaloso. Se rumoró que el técnico Juan Carlos Osorio podía ser cesado, pero el colombiano se salvó de la guillotina.

Este revés, que dejará una huella indeleble, nos lleva a preguntarnos cuál es el peor descalabro de la Selección Mexicana en toda su historia. No vamos a hablar de la más dolorosa o la más humillante, sino de la peor, la más grave, deportivamente hablando (aunque ciertamente, muchas veces van de la mano el pesar y el impacto deportivo).

Por eso, el criterio de esta columna se basa en la importancia de los torneos en los que el equipo de México ha participado a lo largo de la historia y en qué fase de tales certámenes se encontraba en el momento de la derrota.

Siendo así, el 7-0 que le propinó la escuadra andina en la Copa América de este ya cansado 2016 podrá ser la caída más dolorosa o humillante o catastrófica en la historia del Tri, pero no es ni remotamente la más costosa.

Las derrotas más graves de la Selección han sido las sufridas en determinados momentos de las Copas del Mundo, por la sencilla razón de que un Mundial es más importante que la Copa América, la Copa Oro, los juegos amistosos o cualquier otro torneo de corte internacional. Cito al Scratch du Oro: la derrota por 7-1 ante Alemania en Brasil 2014 no es peor que el tropiezo ante Uruguay en Maracaná en 1930, porque es más grave perder una final de Copa del Mundo que una semifinal de Copa del Mundo.

En este sentido, dentro de un recuento personal, las peores derrotas de la Selección en su historia son las siguientes (de menos a más importantes):

México 0 España 1 (primera ronda de Chile 62). La Selección estuvo a unos cuantos segundos de avanzar a la siguiente etapa, cuando cayó el malhadado gol de Gento.

México 0 Estados Unidos 2 (segunda ronda de Japón-Corea 2002). El acérrimo rival venció claramente a los dirigidos por Javier Aguirre. El “Vasco” hizo un cambio inverosímil y Rafael Márquez perdió los papeles.

México 1 Argentina 2 (segunda ronda de Alemania 2006). Parecía que la oncena de La Volpe tenía con qué alcanzar la hazaña, hasta que llegó el soberbio gol de Maxi Rodríguez que acabó con las ilusiones mexicanas.

México 1 Holanda 2 (segunda ronda de Brasil 2014). Nuevamente la victoria estaba al alcance, pero el colectivo de Miguel Herrera tuvo un mal manejo de partido y se dejó alcanzar y rebasar por los naranjas, el día del famoso clavado del marrullero de Robben. No incluyo el duelo ante Argentina en Sudáfrica 2010, porque la Selección estuvo a kilómetros de darles pelea a los albicelestes.

Y considerando que había avanzado a una tercera ronda tras vencer a Bélgica e Irak, empatar con Paraguay y superar a Bulgaria (la mañana del bellísimo gol de media tijera de Manuel Negrete), la peor derrota de México es la que sufrió en penaltis por 4 a 1 ante Alemania en el Mundial de México en 1986.

¿Por qué es la peor? Porque era un “quinto partido”, o sea, ya estaba en los cuartos de final de un Mundial, y se encontraba en la antesala de una inédita semifinal mundialista, a la que nunca ha llegado el equipo nacional.

La paliza de 6-0 ante Alemania en Argentina 78 tampoco es la más onerosa en el historial de los verdes porque se trataba de una primera etapa, lejos, muy lejos, de una segunda ronda.

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

LAS MÁS LEÍDAS

EN VIDEO

{{video.node.date}}