Saltar al contenido

Ambiciona cumplir promesa

    Foto Imago7
    Antonio Mohamed quiere hacer realidad el deseo de su hijo fallecido, quien era fanático del Monterrey

    Hace casi una década, durante esa noche en la que conoció el dolor, Antonio Mohamed terminó de signar la sentida promesa que anhela cumplir esta noche.

    Además de darle al Monterrey su quinto título de Liga en la historia y ser el décimo director técnico con al menos tres coronaciones en la época profesional del futbol mexicano, el ‘Turco’ tiene un motivo especial para intentar reponerse de la desventaja con la que su equipo llega al juego definitivo en la final del Clausura 2016 (0-1): cumplir el más grande deseo de su hijo Faryd, quien falleció durante un accidente automovilístico en Alemania, el 4 de julio de 2006.

    El pequeño, quien tenía nueve años de edad cuando perdió la vida, se familiarizó con el balompié mientras su padre militó en el club regiomontano (Invierno 1998-Verano 2000), así es que era al que apoyaba en la hoy llamada Liga MX.

    Para aquella fatídica madrugada en la autopista que conecta a las ciudades alemanas de Dresde y Eisenach, Mohamed ya había iniciado su carrera en el banquillo.

    Había pasado por el Zacatepec, el Morelia y el Querétaro en México, así como su amado Huracán de Argentina, pero Faryd anhelaba verlo monarca al frente del Monterrey.

    “Me gustaría mucho ser campeón por todo el esfuerzo que ha hecho el grupo, pero también tengo un motivo personal para querer serlo”, comparte el ‘Turco’. “Mi hijo era hincha del Monterrey. Por eso quería venir a este equipo.

    “Nació en Monterrey y fue la mascota del equipo. Eso lo hace muy especial. Él quería que dirigiera a este equipo y lo hiciera campeón”.

    Le falta un encuentro, con remontada incluida, para cumplir esa promesa que se fortaleció todavía más después de la tragedia que le quitó a su hijo y provocó triple fractura en la pierna derecha.

    Sus Rayados tienen la última palabra. Buscarán ser el octavo líder, en la historia de los torneos cortos, que confirma su supremacía durante la Liguilla. Los anteriores fueron el Toluca, en tres ocasiones (Veranos 1998, 1999, 2000), el Pachuca dos (Clausuras 2006 y 2007), el Santos (Clausura 2012) y el América (Apertura 2014).

    Esas Águilas eran dirigidas por el ‘Turco’, quien ya sabía que —sin importar lo que sucediera— saldría de la institución. La directiva azulcrema ya tenía listo a Gustavo Matosas para sustituirle.

    Octava vez, en los certámenes a una vuelta, que la serie por el título es protagonizada por los clubes que ocuparon las primeras posiciones. Sólo en dos, el sublíder se llevó la corona: Invierno 1997 (Cruz Azul sobre el León) y Apertura 2012 (Xoloitzcuintles de Tijuana ante el Toluca). Sí, Mohamed ocupaba el banquillo de los fronterizos.

    Y, tal como ahora, reserva un sitio para alguien especial. El rosario que descansa sobre una de las butacas en la banca de los equipos dirigidos por el carismático ex jugador es en memoria de Faryd, a quien —esta noche— dedicará como nunca lo hecho sobre el lienzo verde.  

    Te invitamos para que también nos sigas a través de