Foto Imago7
Las Águilas buscan que su afición los motive en la final del torneo de la Concacaf

América hace un llamado a su gente. Busca que el Estadio Azteca se convierta en una caldera pasional que derrumbe la moral que les pueda quedar a los Tigres. El premio, prometen las Águilas, es ver a su equipo coronarse para ser el mandón de la Concacaf.

El Azteca siempre pesa”, sentencia con una sonrisa soberbia el delantero azulcrema, Darío Benedetto.

En el Apertura 2014, el club de Coapa apeló a su público para darles una voltereta a los mismos felinos del norte en la final. América llegó con una desventaja por la mínima y en su ‘Coloso de Santa Úrsula’ logró imponerse 3-0 para quedarse con la estrella 12 de Primera División.

La situación para los americanistas resulta más favorable que en aquel entonces. Al ganar 2-0 el miércoles pasado en el estadio Universitario les toca defender la ventaja. Tigres está obligado a repetir el marcador de la ida para forzar a los tiempos extra o ganar por dos goles de ventaja a partir de marcar al menos un triplete (3-1, 4-2, 5-3, etcétera).

El representativo de la UANL aseguró, tras el primer choque, que saldrían a atacar en Santa Úrsula, para buscar arrebatar el cetro al Ame.

Ellos pueden hacer lo que quieran”, desdeña Benedetto. “Si nosotros mantenemos la idea que hemos venido haciendo y respetamos lo que hemos trabajado, no creo que tengamos ningún problema [para ser campeones]”.

Las Águilas sólo han perdido una final cuando el duelo de vuelta es en su recinto. Ese coso al que hoy, por las remodelaciones, le caben solamente 70 mil aficionados, suele ser definitivo en favor del club más polémico de México.

En el certamen de la Confederación disputaron tres finales de vuelta en El Nido. Todas las ganaron. Los pupilos de Ricardo Ferretti, quienes se “han comido” 10 goles en el duelo definitivo de las últimas tres series por algún título, están obligados a realizar algo histórico para impedir una nueva celebración azulcrema.

América no ha perdido en la presente edición de la ‘Concachampions’ y este miércoles le bastaría perder por un tanto para, de todas formas, conseguir su séptimo título del área.

El miércoles no le podemos fallar a nuestra gente. La oportunidad para conseguir el título contra los Tigres es muy grande”, considera Ignacio Ambriz, técnico emplumado, quien pide que sus aficionados acudan al Azteca para apoyar a su equipo.

Hago un llamado para que todos vengan a alentar a los jugadores. Los futbolistas se motivan mucho cuando les cantan y gritan a su favor. Ojalá vengan y les prometemos que vamos a hacer lo posible para lograr el bicampeonato de la Concacaf”, augura.

La directiva americanista hizo su parte para que el Azteca se llene. Promovió un paquete que iba desde los 450 hasta los 900 pesos para que su fanaticada acudiera al partido ante Toluca y también a la vuelta de la final regional ante los norteños.

 

Hablaré con ellos [jugadores] en estos días que vienen, porque sabemos del compromiso de todos para estar hombro con hombro y hacer un buen partido. Queremos ser bicampeones del área”, apunta Ambriz, quien quiere el apoyo del Estadio Azteca para dar la vuelta olímpica con el trofeo en las manos.

Te invitamos para que también nos sigas a través de