Saltar al contenido

ASF: El Draft de la defensiva

    Foto USA Today Sports
    La defensiva de muchos equipos se verá beneficiada este año en particular

    Los Rams hicieron un “megacanje” con los Titans para obtener la primera selección global del Draft, lo cual significa que la nueva franquicia de Los Angeles reclutará a un quarterback, ya sea Jared Goff o Carson Wentz.

    Buena suerte, coach Fisher.

    La Clase 2016 no tiene un quarterback franquicia, pero sí mucho talento defensivo, particularmente entre los jugadores cuya especialidad es presionar al quarterback.

    Joey Bosa, ala defensiva de Ohio State, lidera el grupo y debe ser el primer defensivo seleccionado la noche del 28 de abril.

    El valor de Bosa es su versatilidad, pues puede jugar como ala defensiva en un esquema 4-3 o como “Edge” o “Rush” en una 3-4.

    Bosa puede dominar en la línea de golpeo y hay scouts que lo comparan con J.J. Watt.

    En tres años en Ohio State, Bosa sumó 26 capturas de quarterback, incluidas 13.5 en 2014 (5 en 2015).

    Shaq Lawson y Kevin Dodd, de Clemson, Su’a Cravens, de USC, Jaylon Smith, de Notre Dame, Emmanuel Ogbah, de Oklahoma State, y Noah Spence, de Eastern Kentucky, son otros nombres en una amplia lista de alas defensivas o linebackers exteriores cuya especialidad es presionar al quarterback.

    Lawson llega al Draft después de su único año como titular, campaña en la que por cierto registró 12.5 capturas de quarterback con los Tigers de Clemson.

    Al igual que Bosa, Lawson también puede jugar en una defensiva 4-3 o 3-4. Será titular inmediato en la NFL y, lo mejor, es que tiene tremendo potencial.

    Dodd -compañero de Lawson- también fue titular únicamente en su último año en Clemson, en el que sumó 12 capturas.

    En esa campaña 2015, Dodd tuvo 62 tacleadas, incluidas 23.5 para pérdida de yardas. Posee todas las herramientas físicas para ser un muy buen jugador de la NFL.

    Algunos scouts consideran que Dodd defiende mejor la carrera que Lawson.

    Con su tamaño y facultades atléticas, puede jugar como ala defensiva en un esquema 3-4 o 4-3.

    En la trinchera, DeForest Buckner, de Oregon Buckner, es el mejor de la Clase 2016 entre los tackles defensivos, posición en la que también destacan A’Shawn Robinson y Jarran Reed, de Alabama, Robert Nkemdiche, de Mississippi, y Kenny Clark, de UCLA.

    A pesar de que jugó en una defensiva 3-4 en Oregon, Buckner puede embonar en cualquier esquema en la NFL.

    La de 2015 fue su mejor campaña con los Ducks al registrar 10.5 capturas de quarterback, pero Buckner también puede controlar la línea de scrimmage y ser una fuerza contra el ataque terrestre.

    La de cornerback es otra posición clave en el football moderno y este año hay al menos cuatro que podrían ser reclutados en la primera ronda: Jalen Ramsey, de Florida State, Vernon Hargreaves III, de Florida, Eli Apple, de Ohio State, y Mackensie Alexander, de Clemson.

    Ramsey es considerado por algunos scouts el mejor jugador de la Clase 2016.

    Algunos scouts se preguntan si lo mejor es usarlo como safety en la NFL, pues jugó como titular en ambas posiciones en Florida State.

    “Creo que la mayoría de los equipos les gustaría creer que es un cornerback… y podría ser [el próximo] Patrick Peterson”, dijo Mike Mayock, gurú del Draft en NFL Network. “Tiene velocidad de clase mundial. Incluso si lo vences en la línea de golpeo en una defensa de presión, es sorprendente ver su velocidad para recuperarse”.

    Ramsey tiene todo lo que se necesita para ser un “corner” estrella en la NFL: el tamaño, la velocidad y las habilidades atléticas. Puede jugar defensiva de presión, zona o “man” por igual.

    Reacciona muy bien al balón en el aire, aunque sólo tuvo tres intercepciones en tres campañas con los Seminoles.

    También sabe defender la carrera y en los primeros años puede ser usado en coberturas de patada de despeje.

    Entre los linebackers internos, destacan Reggie Ragland, de Alabama, y Kentrell Brothers, de Missouri.

    Pero uno de los linebackers que más llama la atención es Myles Jack, de UCLA.

    Jack es un versátil atleta que incluso fue usado como corredor en su carrera como colegial.

    No es el típico linebacker, pues en UCLA se alineaba cinco o seis detrás de la línea de scrimmage.

    Gracias a su velocidad, puede defender el pase prácticamente como un back defensivo, y eso es lo que diferencia de otros linebackers.

    Parece que su mejor opción es jugar en una defensa 4-3 en la NFL.

    Algunos scouts han mencionado que bien podrían usarlo como safety, pero en donde sea que lo pongan en el campo, Jack siempre estará cerca del balón.

    Es lo que todo coach pide de sus jugadores defensivos, y la Clase 2016 será recordada por todo ese talento en ese lado del balón.

    Te invitamos para que también nos sigas a través de