Saltar al contenido

ASF: Los picks de la Ronda Divisional

    Foto EFE
    No te pierdas los pronósticos de los juegos divisionales

    CHIEFS (12-5) EN PATRIOTS (12-4)

    Serie: 17-13-3 para Kansas City

    Serie en Playoffs: Primer enfrentamiento

    Récords en Playoffs: Chiefs 9-15; Patriots 28-18

    Récords en Juegos Divisionales: Kansas City 1-4; Nueva Inglaterra 11-6

    Favorito: Patriots por 5

    La campaña pasada, sin saberlo, los Chiefs hicieron un monstruo. En el último juego de la Semana 4, Kansas City humilló 41-14 a los Patriots. Alex Smith pasó para 248 yardas y 3 touchdowns, con un rating de 144.4, y Jamaal Charles corrió 92 yardas y terminó con 3 anotaciones, uno de ellos por tierra.

    Tom Brady ni siquiera terminó el partido. Fue enviado a la banca y relevado por el entonces novato Jimmy Garoppolo.

    En su peor juego de la campaña, Brady completó 14 de 23, con 159 yardas, un touchdown y 2 intercepciones para un rating de 59.9. Inmediatamente comenzaron a circular artículos que daban por finalizada la era del quarterback de los Patriots.

    La derrota (y los extremistas que los dieron por muertos) únicamente hirió el orgullo del equipo del coach Bill Belichick, quien inmortalizó aquel “We’re on to Cincinnati”. La frase la repitió hasta el hartazgo en una conferencia de prensa previa a la paliza que los Patriots les propinaron a los Bengals, 43-17, unos días después.

    Nueva Inglaterra sólo perdió dos juegos más en su camino al título del Super Bowl.

    Pero, ¿qué hicieron los Chiefs para vencer con facilidad al equipo de Belichick? Principalmente tres cosas: corrieron muy bien el balón, golpearon a Brady y jugaron una estupenda defensiva en tercer down.

    Por tierra, Kansas City generó 207 yardas, con esfuerzos de 107 de Knile Davis y 92 de Jamaal Charles.

    Brady fue capturado en tres ocasiones y golpeado otras tantas. Y es bien sabido que cuando Brady es golpeado constantemente, los Patriots están en problemas.

    En aquel juego, Nueva Inglaterra únicamente pudo convertir 2 terceros downs (de 9) en todo el partido, o sea un 22% de efectividad.

    Esos son los aspectos en los que Belichick y su staff pondrán énfasis en la elaboración del plan de juego para el primero de los duelos Divisionales.

    Nueva Inglaterra perdió 4 de los últimos 6 de la campaña regular a causa de una serie de lesiones que mermaron notablemente a una de las mejores ofensivas de la liga.

    Tom Brady podría contar con Rob Gronkowski, Danny Amendola y Julian Edelman por primera vez desde la Semana 10, cuando los Patriots vencieron 27-26 a los Giants. Desde entonces, Edelman se ha perdido 7 juegos, Amendola dos y “Gronk”, uno.

    El tackle Sebastian Vollmer es otro titular que se espera esté de regreso el sábado.

    Y regresan justo a tiempo para enfrentar a la que Belichick considera una de las mejores defensivas de la NFL.

    “Absolutamente. Tienen buenos jugadores en la frontal –[Jaye] Howard, [Dontari] Poe, [Mike] DeVito–, además de los linebackers interiores”, dijo el coach de los Patriots. “Son sólidos por toda la defensa, la frontal, los linebackers, la secundaria. Ejecutan bien, no cometen muchos errores, son difíciles de bloquear, pueden presionar al quarterback, frenar la carrera y pueden defender el pase. No han recibido muchos puntos… de los mejores de la liga”.

    Cierto. La defensa de Kansas City, que dejó en cero a Houston en el Wild Card, ha aceptado un promedio de 9.4 puntos por juego en los últimos cinco, incluido el triunfo 30-0 sobre Texans la semana pasada.

    Duelo clave: DE/LB Tamba Hali y DE/LB Justin Houston vs. OTs Sebastian Vollmer y Marcus Cannon. Tras la lesión de Nate Solder, Vollmer ha iniciado 8 juegos como tackle izquierdo, mientras Cannon fue titular del lado derecho en los 6 últimos partidos de la campaña regular. Brady fue capturado 16 veces en esos 6 juegos.

    Hali (6.5) y Houston (7.5) se combinaron para 13 de las 47 capturas de los Chiefs en la temporada. La semana pasada, Kansas City tuvo 3 capturas contra Texans, pero ninguna de ellas fue de Hali o Houston. Hay que contabilizarle dos a Allen Bailey.

    El regreso de Edelman es clave, porque Brady podrá deshacerse más rápido del balón.

    Novato a seguir: El triunfo en Houston fue doloroso para los Chiefs debido a la lesión de su mejor receptor, Jeremy Maclin. En un principio se temía que Maclin tuviera daño en los ligamentos de la rodilla, pero todo quedó en un esguince en el tobillo. Si Maclin (87 recepciones, mil 88 yardas y 8 touchdowns en la campaña regular) no logra recuperarse, el joven Chris Conley es la opción para Alex Smith en la ofensiva de Kansas City.

    Conley tuvo un touchdown en Houston (su única recepción del partido), pero el sábado los Chiefs necesitan mayor participación de esta selección de tercera ronda, proveniente de Georgia. En la campaña regular, Conley atrapó 17 balones para 199 yardas y una anotación.

    El pick: Nueva Inglaterra (17-4 en Playoffs en casa) también espera el regreso del ala defensiva Chandler Jones (12.5 capturas en 2015) y el linebacker Dont’a Hightower (62 tacleadas y 3.5 capturas) a una defensa que, a diferencia del año pasado, no tendrá que lidiar con el versátil Jamaal Charles. Kansas City ha ganado 11 juegos en fila, pero la experiencia de Brady y Belichick, y la nevada que se espera en Foxborough, son elementos que le dan ventaja a los Patriots, que empatarán a los Raiders de Oakland (1973-77) como los únicos equipos de la historia que han jugado cinco Finales de Conferencia de manera consecutiva. Patriots 23-17 Chiefs

    PACKERS (11-6) EN CARDINALS (13-3)

    Serie: 44-23-4 para Green Bay, que ha ganado 3 de los últimos 4

    Serie en Playoffs: 1-1

    Récords en Playoffs: Green Bay 32-20; Arizona 6-8

    Récords en Juegos Divisionales: Packers 8-9; Cardinals 1-4

    Favorito: Arizona por 7

    El recuerdo que los Packers tienen de Glendale no es nada grato.

    Hace apenas tres semanas, Green Bay visitó a los Cardinals en el University of Phoenix Stadium y Arizona se impuso fácilmente, 38-8, con un inspirado Carson Palmer, quien pasó para 265 yardas y 2 touchdowns.

    Aaron Rodgers fue capturado en 8 ocasiones y dos de sus fumbles fueron regresados para sendos touchdowns, con las firmas de Cory Redding y Jerraud Powers.

    Los Packers regresan al desierto, un poco más inspirados.

    Después de un inofensivo cierre de campaña, Rodgers se reencontró la semana pasada en Washington. El quarterback de Green Bay lanzó un par de pases de touchdown, mientras Eddie Lacy y James Starks ayudaron en el ataque terrestre con una anotación cada uno, en el triunfo 35-18 sobre los Redskins en el Wild Card.

    Rodgers completó sólo un pase de sus primeros 8, pero después comandó cinco series ofensivas que terminaron en puntos para finiquitar a los Redskins.

    Es quizá el chispazo que necesitaban los Packers.

    Pero una cosa es vencer a Washington y otra es doblegar a Arizona, equipo al que muchos expertos consideran favorito en la NFC para ir al Super Bowl 50.

    Los Cardinals cayeron 36-6 ante Seattle, una semana después de apabullar a Green Bay, y eso levantó ciertas dudas, pero el coach Bruce Arians tendrá a su equipo listo para este duelo Divisional.

    Carson Palmer está en busca de su primer triunfo en Playoffs, y para ello necesitará ayuda del ataque terrestre y de su tripleta favorita de receptores, comandada por Larry Fitzgerald, además de Michael Floyd y John Brown.

    Duelo clave: CB Damarious Randall vs. WR Michael Floyd. Fitzgerald fue el líder receptor de Arizona en la campaña regular, pero es Floyd quien más daño le puede hacer al perímetro de los Packers. En los últimos 5 juegos de la temporada, Floyd tuvo 3 de más de 100 yardas, aunque sólo pudo anotar en una ocasión. En ese mismo lapso, Brown tuvo 3 touchdowns y Fitzgerald, dos.

    Novato a seguir: En el duelo de la Semana 16, David Johnson fue borrado por la defensiva de Green Bay, al sumar apenas 39 yardas por tierra en 9 intentos, aunque tuvo un touchdown. Los Cardinals esperan que esta selección de tercera ronda, proveniente de Northern Iowa, pueda pesar más en el Juego Divisional del sábado.

    El pick: Carson Palmer estableció nuevos récords de los Cardinals con 4 mil 671 yardas, 35 touchdowns y rating de 104.6. Quizá no hay jugador más motivado que él en estos Playoffs. Pero Palmer no lo tiene que hacer todo. Es la defensa de Arizona la que puede marcar diferencia, con jugadores como Dwight Freeney (3) y Calais Campbell (2.5), quienes se combinaron para 5.5 de las 8 capturas sobre Rodgers el 27 de diciembre. No será otra paliza, pero sí otro triunfo de los de casa. Arizona 31-21 Green Bay

    SEAHAWKS (11-6) EN PANTHERS (15-1)

    Serie: 5-3 para Seattle

    Serie en Playoffs: 2-0 para Seahawks

    Récords en Playoffs: Seattle 15-13; Carolina 7-6

    Récords en Juegos Divisionales: Seahawks 3-4; Panthers 3-3

    Favorito: Carolina por 2.5

    Estos rivales se conocen. Y muy bien.

    En la Semana 6, Cam Newton conectó un pase de touchdown de 26 yardas con Greg Olsen a 32 segundos del final del juego y las Panthers vinieron de atrás para vencer 27-23 a los Seahawks en Seattle.

    Las dos últimas series ofensivas de Carolina recorrieron 80 yardas y terminaron en sendas anotaciones, después de ir abajo 23-14.

    Newton, quien pasó para 269 yardas, tuvo un impresionante cuarto periodo, en el que conectó 12 de 15 para 162 yardas, un touchdown.

    Panthers rompió así una racha de cinco derrotas ante los Seahawks, que eliminaron a Carolina en uno de los Juegos Divisionales de la campaña pasada, 31-17 en Seattle.

    La identidad de estos equipos es prácticamente la misma: defensiva, ataque terrestre y un quarterback dinámico que puede resolver el partido en cualquier momento, ya sea con el brazo o con las piernas.

    Ofensivamente, Carolina impuso un récord de la franquicia con 500 puntos en la campaña regular y fue líder de la NFL con 31.3 por juego. Pero la defensa de Seattle terminó primer en la liga al aceptar únicamente 17.3 por partido.

    La clave es Cam Newton, quien produjo un total de 45 touchdowns. Por tierra, las Panthers sumaron 100 o más yardas en todos los juegos de 2015 y extendieron su racha a 27 partidos.

    Si los Seahawks quieren ganar en Charlotte, deben frenar el ataque terrestre y eso incluye a Newton.

    Eso y cuidar muy bien el balón, porque la defensa de Carolina fue líder de la NFL al generar 39 intercambios de balón.

    Incluidos Playoffs, Seattle ha ganado seis juegos consecutivos como visitante, así que es muy probable que el Bank of America Stadium no sea factor el domingo por la tarde. En ese lapso, la defensa de los Seahawks ha permitido un solo touchdown ofensivo (en Arizona, en la Semana 17), 10 goles de campo y una anotación de equipos especiales en 62 posesiones, 36 de las cuales terminaron en patadas de despeje.

    Duelo clave: TE Greg Olsen vs. S Kam Chancellor. En la Semana 6, Olsen terminó con 7 recepciones y 131 yardas, además del touchdown del triunfo, en una jugada en la que Chancellor y Richard Sherman se quedaron viendo en total confusión. Aunque Chancellor no estará todo el tiempo sobre Olsen, cuando el duelo se dé será de lo mejor del partido, con dos jugadores calibre All Pro.

    Novato a seguir: Detrás de Doug Baldwin, Tyler Lockett (tercera ronda, Kansas State) fue el segundo mejor receptor de los Seahawks, con 51 balones atrapados, 664 yardas y 6 touchdowns. En el juego de Wild Card en Minnesota, Lockett únicamente atrapó uno de los envíos de Russell Wilson, pero el coordinador ofensivo de Seattle, Darrell Bevell, tratará de involucrar más al joven receptor, en un partido en el que los Seahawks podrían necesitar más puntos de los acostumbrados.

    El pick: La defensa de Seattle tiene líderes como Richard Sherman, Bruce Irvin, Bobby Wagner, Michael Bennett, Earl Thomas y Chancellor que suelen jugar a su mejor nivel esta clase de partidos. Pero Carolina fue el mejor equipo de la campaña de la A a la Z, y Cam y compañía ya demostraron que pueden vencer a los Seahawks. Será un juego muy físico, pero al final, Newton y el ataque de las Panthers inclinarán la balanza a su favor. Carolina 20-17 Seattle

    STEELERS (11-6) EN BRONCOS (12-4)

    Serie: 14-8-1 para Denver, que ha ganado 4 de los últimos 6

    Serie en Playoffs: 4-3 para Broncos

    Récords en Playoffs: Pittsburgh 34-22; Denver 20-19

    Récords en Juegos Divisionales: Steelers 15-7; Broncos 9-6

    Favorito: Broncos por 7

    Quizá los Steelers sean el “equipo del destino” esta campaña. Cuando todo parece perdido, algo sucede y ayuda al equipo del coach Mike Tomlin.

    Primero fueron los Bills, que derrotaron a Jets en la Semana 17 para darle a Pittsburgh el último boleto a los Playoffs en la AFC; el sábado, en Cincinnati, fueron los Bengals, que regalaron 30 yardas en un par de castigos para ayudar a los Steelers a avanzar a los Juegos Divisionales.

    Ahora Pittsburgh necesita de más milagros para que sus tres estrellas ofensivas puedan estar en el campo de juego el domingo por la tarde en Mile High.

    Ben Roethlisberger tiene una lesión en el hombro derecho; Antonio Brown tuvo que someterse al protocolo de conmociones de la NFL y DeAngelo Williams se recupera de un problema en el tobillo.

    Los Steelers necesitan a esta tripleta para enfrentar a los Broncos, que tratarán de evitar un segundo revés en la campaña ante Pittsburgh.

    En la Semana 15, los Steelers derrotaron, en casa, 34-27 a Denver, cuando Roethlisberger pasó para 380 yardas y 3 touchdowns; Antonio Brown tuvo 16 recepciones para 189 yardas y un par de anotaciones.

    Fue todo un insulto para la mejor defensiva de la NFL.

    Pero el “Big Ben” se lesionó en el duelo de Wild Card ante Cincinnati, tras ser capturado por el linebacker Vontaze Burfict. Tras unos minutos en el vestuario, Roethlisberger regresó y comandó la serie ofensiva del triunfo (con ayuda de Burfict y Adam Jones).

    Si la lesión no le permite lanzar el balón, entonces el coach Tomlin tendrá que echar mano de Landry Jones o el veterano Michael Vick.

    Williams no pudo jugar la semana pasada, así que los Steelers iniciaron en el backfield con Jordan Todman (65 yardas) y Fitzgerald Toussaint (58).

    La pequeña gran diferencia en este duelo de revancha será el quarterback de los Broncos. En el juego decembrino, los Steelers enfrentaron al joven Brock Osweiler, pero el domingo verán a una cara más familiar.

    Al veterano Peyton Manning le bastó medio juego en la Semana 17 para recuperar su puesto como titular en Denver. Completó apenas cinco de 9 pases para 69 yardas, sus envíos quizá carecieron de velocidad y fuerza, pero su mente está intacta.

    Diagnosticar defensivas, anticipar blitzes y cambiar las jugadas con “audibles” es, ha sido y será la especialidad de Manning.

    Pero si el veterano no es capaz de generar suficiente ofensiva ante Pittsburgh, el coach Gary Kubiak no dudará en mandarlo de regreso a la banca. Después de todo, Osweiler no tuvo un mal partido contra los Steelers: pasó para 296 yardas y 3 touchdowns, y corrió para otra anotación. El problema es que en la segunda mitad sólo completó 7 pases para 82 yardas.

    Los Broncos necesitan restarle presión a su quarterback con yardas por tierra. C.J. Anderson y Ronnie Hillman, quienes se combinaron para 212 yardas y 2 touchdowns al final de la campaña ante San Diego, tienen la palabra.

    Duelo clave: WR Antonio Brown vs. CBs Aqib Talib y Chris Harris. Si Brown es autorizado para jugar, la defensiva secundaria de los Broncos tendrá que hacer algo para evitar otra humillante actuación del receptor de Pittsburgh. Brown atrapó 16 pases de los 18 pases que le lanzó Roethlisberger en la Semana 15, la mayoría cuando enfrentaba a Harris.

    Denver tiene que cambiar la estrategia y ocupar un par de hombres para defender a Brown, algo que le dio resultado a Cincinnati la semana pasada, cuando el estelar receptor de Pittsburgh atrapó “sólo” 7 pases para 119 yardas, pero lo mantuvieron alejado de las diagonales.

    Novato a seguir: De las 3 capturas que tuvieron los Broncos en la Semana 15, una fue del linebacker Shane Ray, selección de primera ronda de Denver, proveniente de la universidad de Missouri. Ray vio acción en 14 juegos, en los que totalizó 20 tacleadas (15 solo) y 4 capturas. El titular DeMarcus Ware se recupera de una lesión en la espalda, así que Ray podría tener sus oportunidades de ir tras el “Big Ben”.

    El pick: Manning (récord de 3-2 record contra Pittsburgh) y el hecho de jugar en casa, son las dos grandes diferencias con respecto al partido de la Semana 15, amén de las lesiones de los Steelers. Incluso si Roethlisberger (11-5 en postemporada) inicia el partido, es un hecho que no estará al 100% ante la mejor defensiva de la liga. Denver 23-17 Pittsburgh.

    La semana pasada: 2-2

    Total en la temporada: 160-100

    Te invitamos para que también nos sigas a través de