Foto Reuters
El hotel de concentración del Tri fue un verdadero búnker

El hotel de concentración del Tri fue un verdadero búnker en Brasilia. Se podían ver a miembros de la policía con armas de alto calibre y siempre en alerta. No les perdían de vista y estaban en una especie de formación militar. Incluso, a la entrada, no se permitía el acceso a nadie que no tuviera reservación. Los guardias, que tenían aspecto de agentes privados de película, revisaban los automóviles hasta las cajuelas para evitar que alguien ingresara con artefactos. Situación diferente a la salida de Brasil. El combinado fue escoltado a la terminal por un discreto operativo

 

Personaje en el Tri

Uno de los personajes que estuvo cerca de la Selección Mexicana y que no era parte de la delegación fue el representante Matías Bunge. El promotor acudió en diversas ocasiones al hotel de concentración del Tri olímpico para visitar a los jóvenes futbolistas nacionales, entre quienes tiene varios clientes como Alfonso González. Eso sí, nunca se le vio cerca del cuerpo técnico, encabezado por Raúl Gutiérrez o algún dirigente de los que acompañaba al cuadro verde. Bunge estuvo ligado recientemente a escándalos de “lavado” de dinero, según Football Leaks.

 

Intolerancia en las redes

 

Un rato amargo pasaron las esgrimistas mexicanas tras su participación en Río de Janeiro. Luego de ser eliminadas en primera ronda en sus respectivas especialidades, seleccionadas como Nataly Michel y Úrsula González recibieron insultos en las redes sociales cargados de intolerancia y vulgaridad. Palabras como “perra” y “no voy a pagar con mis impuestos tus vacaciones”, fueron apenas algunas de las ofensas que recibieron las espadachinas. Para evitar más agresiones, las deportistas decidieron dar de baja sus cuentas por algunos días.

Te invitamos para que también nos sigas a través de