Foto Reuters
El ghanés publicó su biografía y señaló que el alemán no le importa

El futbolista ghanés Kevin-Prince Boateng aseguró que nunca habló con Michael Ballack sobre la lesión que le causó y que le impidió jugar con Alemania el Mundial de futbol de Sudáfrica 2010. 

 

En su biografía «Yo, Prince Boateng. Mi vida. Mi juego. Mi ajuste de cuentas», el jugador nacido en Alemania rememora la fuerte entrada que realizó a Ballack en la final de la Copa Inglesa en 2010 y que le provocó una rotura de los ligamentos internos del tobillo derecho.

«La ironía de esta historia es que recibí mensajes de jugadores de la selección alemana de futbol en los que decían: ‘Mejor que él no esté'», explica en su libro en un extracto publicado hoy por el diario alemán «Bild».

«En la concentración alemana algunos se alegraron por dentro de que Ballack no estuviera. Su rendimiento en el equipo sabe dios que no era bueno. Nadie se alegró de que se lesionara, yo el que menos, pero muchos vieron este ‘sin Ballack’ incluso como la mejor opción», indicó el futbolista del Milan, hermano de Jérôme Boateng, quien juega en la selección alemana.

Boateng, que entonces jugaba en el Portsmouth, denunció que recibió amenazas de muerte tras la falta al entonces jugador del Chelsea, aunque la infracción, asegura, no fue tan dramática.

En su libro, reconoce también que nunca llegó a hablar con Ballack tras la lesión que le apartó de la gran cita futbolística y tras la cual nunca más volvió a jugar con la selección alemana.

«Uno se sienta a hablar sólo con aquel al que se considera un amigo o una persona que le importa. Ballack no me importa y yo a él tampoco», agregó Boateng en entrevista con la publicación alemana «Sport Bild».

 

hgm

Te invitamos para que también nos sigas a través de