Foto Imago7
Tomás Boy ya tendría a su posible sustituto en la silla celeste

El banquillo de un equipo a mitad del torneo puede ser un lugar muy resbaloso. Ya se ha visto con los cuatro técnicos que han sido cesados hasta el momento. Viene a colación porque en Cruz Azul, aunque se ha manifestado el apoyo incondicional a Tomás Boy, la directiva ya trabaja en la posibilidad de un relevo para el Clausura 2017, porque está consciente de que será imposible sostenerlo si no clasifica a la Liguilla. El principal candidato es José Cardozo (justamente uno de los cuatro técnicos despedidos), porque desde hace tiempo es del agrado de Guillermo Álvarez, mandamás de La Máquina, quien lo recuerda muy bien por su paso como refuerzo del equipo en aquella Copa Libertadores 2001 en la que quedaron subcampeones. Cruz Azul juega esta noche ante el Toluca.

 

Favoritismo tapatío

Muy mal parado quedó el departamento de prensa del Guadalajara porque, según cuentan, el sábado anterior, al término del juego contra el Toluca, los encargados de atención a medios “escogieron” a las personas que podían pasar a la zona mixta a entrevistar a sus jugadores. Según cuentan los afectados, sólo se dejaba acercarse a los futbolistas a los reporteros que no le “pegan” al club, que no hacen preguntas incómodas. Chivas, desde la administración de Jorge Vergara, se ha distinguido por ser un ejemplo en el trato con la prensa, pero si se confirma esto, algunos lo bajarán de ese pedestal. Por cierto, esta noche, los rojiblancos reciben a Tigres, uno de los duelos más esperados por el reencuentro del delantero Alan Pulido con Ricardo Ferretti.

 

Presentan embajador de F1

 Aunque no viene especificado en la invitación, esta mañana se dará a conocer al embajador para el Gran Premio de México 2016. Hay expectativa en torno a quién será, pero se espera una figura de renombre internacional. El año pasado fue Emerson Fittipaldi, ex piloto brasileño bicampeón de la máxima categoría, quien por cierto vendrá la semana siguiente a México a un asunto relacionado. Así que la vara está difícil de alcanzar. Esta será la segunda vez que México auspicie una carrera de Fórmula Uno tras una ausencia de 23 años y la esperanza es que los 300 mil aficionados que colmaron el Autódromo Hermanos Rodríguez en 2015 regresen para esta edición que se llevará a cabo los días 28, 29 y 30 de octubre.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de