Foto Christian Mendoza
Aficionados que se encontraban en el palomar se enfrascaron en una riña

 

La noche en las tribunas del Olímpico Universitario fue amarga y violenta. Intolerancia a la frustración. 

Tras la eliminación de los Pumas en Copa Libertadores, un fuerte conato de bronca se registró en las tribunas felinas. 

Aficionados auriazules, en el sector del Palomar, protagonizaron una riña que dejó a un par de personas lesionadas. Elementos de seguiridad y de Protección Civil acudieron a calmar los ánimos.

Incluso, en el descanso entre Pumas e Independiente del Valle, en la planta baja se dieron disturbios de los asistentes y vendedores por limitar la venta de alcohol.

hgm

Te invitamos para que también nos sigas a través de