Son cinco clubes los que no están con el duopolio televisivo en la Liga MX y para Emilio Maurer es el inicio de una gran subversión

Todo comenzó hace cuatro años, cuando una Fiera hizo añicos los barrotes digitales construidos por los dos consorcios televisivos que gobernaron la hoy llamada Liga MX durante mucho tiempo, pero esa célula rebelde necesitaba de un forajido con genuina alma de líder… Y lo ha encontrado en un coloso tan histórico como arrojado.

El Apertura 2016 presentará un inaudito “mapa televisivo” en la historia contemporánea del balompié nacional. Entre Televisa y TV Azteca mantienen los derechos de transmisión de 13 de los 18 clubes militantes en la Primera División (72%), pero una quinteta ha abandonado el duopolio, con el Guadalajara como influyente líder.

La presentación oficial de la plataforma Chivas TV mediante la que se verán los partidos que el Rebaño Sagrado juegue como local, innova y da mayor fuerza al grupo de “rebeldes” que decidieron terminar relaciones con las empresas que controlaban el mercado televisivo.

Ese que el León rompió a mediados de 2012. Los Estudiantes-Tecos perdieron la categoría y, como eran transmitidos por el consorcio del Ajusco, los Panzas Verdes debían llegar a un arreglo con éste, según el acuerdo de respeto —no escrito— con Televisa, pero la directiva guanajuatense decidió algo distinto: se asoció comercialmente con Fox Sports, señal que aún tiene sus derechos de transmisión.

Inicio de un movimiento que hoy tiene a cinco clubes (Guadalajara, León, Pachuca, Querétaro y Jaguares de Chiapas).

“Lo veo muy bien, es lo que debe pasar”, comparte Emilio Maurer, ex titular de la Rama de la Primera División y antiguo dueño del Puebla, entrevistado vía telefónica. “Ojalá se divida más y más para que [los clubes] estén en igualdad en circunstancias. Sería bueno que Televisa pase los partidos, nada más, y no maneje el futbol”.

El directivo, quien hace poco más de dos décadas se caracterizó por confrontar a la televisora de avenida Chapultepec, recuerda que el concepto por derechos de transmisión televisivos “es el ingreso más poderoso, por supuesto”, que tienen las instituciones.

La Fiera fue imitada por los ascendidos Universidad de Guadalajara (2014) y Dorados de Sinaloa (2015), quienes acordaron con ESPN y TVC Deportes, respectivamente.

“Ellos [directivos] tenían miedo de salirse [del duopolio] por las consecuencias que podría generar, pero ya se está viendo que no las trae y cada quien puede elegir lo suyo”, sentencia Maurer. “[Durante la década de los 90] tratábamos de hacer lo que ahora se está realizando, pero no se pudo”.

“Ahora ya lo están haciendo, se encuentra muy dividido. Ya hay varias televisoras aparte y que bueno, eso es lo que debe pasar. Los clubes sacarán más dinero y cada quien se irá con el que le convenga”.

Para el certamen que inicia el viernes 15 de julio, Televisa tendrá los partidos como local del Cruz Azul, Tigres, Monterrey, América, Necaxa, Pumas y Toluca; TV Azteca a los Xoloitzcuintles de Tijuana, Veracruz, Morelia, Atlas, Puebla y Santos Laguna; Fox pasará al León y Pachuca; Grupo Imagen transmitirá a los Jaguares de Chiapas y el Querétaro, mientras que al Guadalajara sólo podrá vérsele mediante la señal de Chivas TV.

“Lo verá mucha gente y, si el equipo anda bien, tendrá más importancia su propio canal y lo tratará de ver más gente, aunque es un conjunto con muchos fans de por sí”, recuerda Maurer. “Para el futbol es muy bueno esto”.

“Son los primeros pasos, pequeños y grandes, pero lo importante es que son los primeros”.

 

Con uno de los clubes más populares del futbol mexicano como líder de este grupo de “rebeldes”, para los que verse a través de dos empresas televisivas no es la única opción que es redituable.

Te invitamos para que también nos sigas a través de