Foto Imago7
Ordiales señaló que el Rebaño está inconforme, pero están “atados de manos” porque es cuestión de la televisora

No hay forma de negarse. Los cambios de horario para los partidos como local han sido constantes en el actual torneo. A la directiva de Chivas no le gusta, pero el director deportivo, Jaime Ordiales, reconoce que la institución está “atada de manos”. Televisa tiene el control. Y por eso el Rebaño Sagrado ha sufrido tantas modificaciones.

La última de ellas recién se anunció. El Guadalajara recibirá a Pumas de la UNAM el próximo domingo a las 20:30 horas y no a las 17:00 como estaba programado. No existe motivo deportivo para la modificación. Simplemente, la televisora ha pedido el encuentro en un horario que le conviene. Así, sin más. Y el cuadro tapatío ha tenido que ceder.

“A nosotros tampoco nos gustaría tener tanto cambio, es la realidad, te lo digo a nombre de la directiva, pero cuando haces compromisos con empresas que transmiten, hay horarios que se deben ceder. Esto está desde el inicio de temporada, que ciertos juegos se iban a mover en un horario atractivo para la televisión. Son contratos ya hechos, estamos atados de manos. El Clásico ante América lo pidieron 20:45 y lo negociamos para jugar a las 19:30, pero nos habían dicho que si nos ayudaban con ese, teníamos que ceder este (Pumas). El Clásico contra Atlas vamos a tratar de dejarlo a las 17:00 horas, pero son situaciones de convenios contractuales con ellos”, explica.

Revela, enseguida, que al tiempo que la directiva ha tenido que ceder, se encuentra ya en negociaciones con la gente de Televisa para modificar en definitiva su día y horario como local: el Guadalajara quiere volver a jugar el sábado por la noche. Pero depende, en gran medida del acuerdo al que pueda llegar con la televisora.

“Jorge (Vergara) ha estado preocupado en ese sentido, son negociaciones con Televisa y deportivamente hemos platicado mucho con Jorge sobre el horario más conveniente para el club, incluyendo a la afición. Es una negociación que se lleva a cabo y esperamos que podamos encontrar algo que reditúe más lo deportivo. Hemos estado platicando de horarios, nos gusta mucho el sábado en la noche, pero vamos a ver si se puede lograr”, detalla Ordiales.

Asegura que, pese a todo, no existe enojo en la directiva rojiblanca, por el trato recibido por parte de Televisa. “Molestar no, uno se adapta cualquier escenario, no debe molestarnos. A la afición si le cuesta trabajo porque es más tarde, entendemos esa postura, quisiéramos que no fuera así. Jorge está en negociaciones para que encontremos un horario que se acomode mejor y que también en lo deportivo sea más adecuado a lo que Matías quiere del equipo”, añade el director deportivo.

– ¿Usaste el término “atado de manos”, eso quiere decir que al momento de las negociaciones, Televisa manda y pesa más que la propia directiva?

– No, pero acuérdate que en un contrato hay muchos escenarios, checas lo deportivo, pero también lo económico y cuando llevas un contrato de mucho tiempo, hay muchas cláusulas, ciertos beneficios para ambas partes. Las dos partes tratan de encontrar el mejor de los contratos para ellos. Hay que cumplir ciertas prerrogativas que se dan y en este caso hay partidos que tenemos la posibilidad de cambiar de horario. También es entendible porque las televisoras ligan los partidos con otros programas, así lo sabemos y no nada más Televisa.

– ¿Que en este torneo se haya cedido tantas veces a cambios tiene algo que ver con que el contrato con Televisa está por vencer y es tiempo de renovarlo?

– Bueno, nosotros también buscamos cambios: ante León probamos el horario de las 12, se abrió la posibilidad de que ellos (Televisa) aceptaran, contra Toluca también lo pedimos (en sábado por la noche) para ver respuesta de la gente y lo deportivo, se concedió y quisimos ver. Ellos desde principio de temporada necesitaban unos horarios. En este caso ante Pumas nos dijeron “no se puede y va a las 20:30 horas”. No lo veo como que tomen una ventaja, nadie la toma, son contratos firmados con anterioridad, se puede dar esa facilidad en algunos casos y en otros no.

DETALLE:

Alanís, díficil que vuelva

Por otra parte, Jaime Ordiales reveló que será difícil contar con Oswaldo Alanís en lo que resta del torneo. Una lesión mal rehabilitada le ha impedido ver un solo minuto de acción y, para no arriesgarlo, lo más probable es que no juegue en el Clausura 2016.

Te invitamos para que también nos sigas a través de