Saltar al contenido

Choque de trenes en semifinales | Universo Deportivo

    Foto Archivo
    Francia espera llegar a la final, mientras Alemania quiere aguar la fiesta

    Marsella.— La anfitriona ante la campeona del mundo. Favorita frente a favorita. “Les Bleus” contra la “Nationalmannschaft”. Francia y Alemania se miden hoy en Marsella en las semifinales de la Eurocopa, un choque de trenes con aroma a final. Mientras Francia espera estirar el sueño y quedar a un paso de un nuevo título en casa, Alemania quiere que su fama de “aguafiestas” continúe: las últimas nueve veces que se midió al equipo anfitrión de un gran torneo, la selección germana ganó y amargó al equipo local, lo que se ha hecho ya una costumbre sana para los germanos.

    El Stade Vélodrome de Marsella pondrá frente a frente a dos de las selecciones más potentes del mundo y de Europa. El ganador, además, tendrá el cartel de favorito para la final del domingo ante Portugal.

    “Me encantan este tipo de partidos ante equipos tan fuertes”, indicó el seleccionador alemán, Joachim Löw.

    Francia desató la euforia en el país en el momento justo venciendo 5-2 a Islandia en cuartos de final, una demostración de poder, mientras que Alemania espantó viejos fantasmas al eliminar por primera vez en su historia a Italia en la ronda de los ocho mejores.

    “Ahora toca subir el Everest”, vaticinó el diario galo “L’Equipe” sobre el primer rival de altura de “Les Bleus”. “Jugamos ante el mejor equipo del mundo, muy simple. Pero vamos a dar todo para que salgamos victoriosos”, dijo el seleccionador galo, Didier Deschamps.  

    Te invitamos para que también nos sigas a través de