Saltar al contenido

Comíte de Río 2016 presenta reporte ante el COI

    Foto Archivo
    Los documentos tratan sobre las últimas fases de los preparativos para las Olimpiadas

    Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro presentaron el jueves un reporte alentador ante los directivos del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre las últimas fases de los preparativos para las Olimpiadas, en medio de preocupaciones sobre el brote del virus de zika, las demoras en la finalización de sedes clave y los retos que supone la crisis política y económica de Brasil.

    El comité del máximo evento deportivo aseguró que el riesgo de contraer el virus del zika se reducirá drásticamente durante las olimpiadas en agosto, época del invierno brasileño.

    El reporte final fue presentado ante la junta directiva del COI en Lausana durante el segundo día de actividades, a menos de dos meses para que se encienda el pebetero olímpico el próximo 5 de agosto.

    El presidente del comité de organización, Carlos Nuzman, dijo que los brasileños mostraron al COI una gráfica que muestra que los casos del virus de zika, propagado por mosquitos, caen significativamente de junio a septiembre.

    La semana pasada, un grupo de 150 expertos en salud pública pidió que las Olimpiadas fueran pospuestas o cambiaran de sede por el brote del virus del zika, que ha sido relacionado con serios defectos congénitos. Pero la Organización Mundial de la Salud respondió que «no había justificación de salud pública» para cancelar los Juegos, y el COI ha dicho reiteradamente que las Olimpiadas seguirán adelante.

    Nuzman afirmó que el virus del zika un «no representa riesgo de salud pública» que lleve a la cancelación de los Juegos. Agregó que varios atletas de reconocimiento mundial, entre ellos Usain Bolt, Rafael Nadal e integrantes de la selección de básquetbol de Estados Unidos, han sostenido que no les preocupa acudir a Río.

    Los organizadores brasileños también aseguraron a los directivos del COI que la construcción del velódromo estará terminada para finales de junio y estará lista para los Juegos, a realizarse del 5 al 21 de agosto.

    Si bien la mayoría de las sedes olímpicas se encuentran terminadas, el velódromo de 43 millones de dólares ha enfrentado serios retrasos de construcción. El presidente de la Unión Ciclista Internacional, Brian Cookson, dijo la semana pasada que continúa «muy preocupado» sobre la sede, y la ciudad anunció el lunes que ha cambiado de compañía constructora en el proyecto.

    Los organizadores señalaron que el alcalde de Río, Eduardo Paes, ha ofrecido garantías de que el velódromo estará «terminado y funcionando» para finales de este mes.

    Los miembros del comité de las Olimpiadas de Río de Janeiro presentaron además un reporte sobre la mejoría de la calidad del agua en las sedes para las competencias de remo y vela.

    La contaminación del agua ha sido una preocupación importante en la Bahía de Guanabara, donde se llevarán a cabo las competencias olímpicas de vela, y en la laguna Rodrigo de Freitas, sede de los eventos de remo y canotaje.

    Thomas Bach, presidente del COI, planea una visita a Brasil del 14 al 16 de junio para revisar personalmente los preparativos en Río. También se reunirá en Brasilia con el presidente interino Michel Temer, que asumió el cargo el mes pasado luego que Dilma Rousseff fuera suspendida mientras se efectúa un juicio político en el Senado.

    El COI de antemano ha enviado a expertos a Brasil para que trabajen en conjunto con los organizadores. Christophe Dubi, el director ejecutivo del COI para los Juegos Olímpicos, se encuentra en Río de Janeiro. Su predecesor, Gilbert Felli, ha sido el hombre clave del COI en esa ciudad brasileña por los últimos dos años.

    Brasil también enfrenta su peor recesión económica desde la década de 1930, lo que ha causado un recorte en los presupuestos para la cita deportiva mundial.

    Respecto a la venta de boletos para las actividades deportivas olímpicas, el comité indicó que han mejorado y esperan que las localidades se agoten.

    Los funcionarios de Río 2016 detallaron ante los directivos del COI que se ha vendido el 67% de los boletos – cuatro de los seis millones de entradas disponibles.

    Mario Andrada, vocero del comité de Río, declaró que «a este ritmo estamos completamente confiados en que tendremos unos boletos de entradas agotadas».

    Añadió que las ventas han mejorado después que los organizadores ofrecieron paquetes de boletos de alta demanda, entre ellos para la natación y el básquetbol.

    Sin embargo, revelaron que la venta de boletos para los Juegos Paralímpicos, sólo se encuentran al 24%.

    Por su parte, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio señalaron que no hubo discusión sobre las acusaciones de compra de votos durante su reunión con los funcionarios del COI en las planeaciones de las Olimpiadas de 2020.

    Líderes del comité organizador de Tokio presentaron el jueves su reporte más reciente sobre avances ante la junta directiva del COI.

    Las declaraciones se dan mientras la fiscalía de Francia investiga pagos de aproximadamente dos millones de dólares realizados por el equipo de postulación olímpica de Tokio a una compañía de Singapur vinculada con Papa Massata Diack, hijo del ex presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, Lamine Diack.

    Papa Massata Diack está sujeto a una notificación de búsqueda emitida por la Interpol. Lamine Diack, ex miembro del COI, ha sido acusado por los fiscales franceses de apoderarse de más de un millón de dólares en sobornos para encubrir casos de dopaje de atletas rusos.

    Los líderes de la postulación olímpica de Tokio han reconocido los pagos pero afirman que fueron sobre trabajo de asesoría legítimo. El Comité Olímpico Japonés ha iniciado su propia investigación.

    El jefe del comité organizador de las Olimpiadas de Tokio, Yoshiro Mori, dijo a los reporteros que el tema no fue abordado durante la reunión con la directiva del COI.

    Te invitamos para que también nos sigas a través de