Foto JamMedia
El ex entrenador de fuerzas básicas del Rebaño busca crecer en Liga de Ascenso o Primera

Guadalajara.— Sin enojo. Sin problemas. Sin malos sentimientos. Por decisión propia, el ex futbolista Ramón Morales se va del Guadalajara, donde trabajaba como técnico de divisiones inferiores. Se va con el deseo de crecer en su nueva profesión y con la ilusión de volver algún día para ser entrenador del primer equipo.

En el Rebaño Sagrado ya no había margen para el crecimiento. Sin una filial en Liga de Ascenso y con la Primera División como algo difícil de alcanzar en este momento, el nacido en La Piedad, Michoacán, tenía poco espacio para maniobrar. Así, tuvo que meditar su futuro inmediato. Consultó con su familia. Y este lunes ha anunciado su salida del club.

Ahora, no tiene claro el futuro. Se ha acercado a un representante para buscar un equipo en el Ascenso, con la esperanza de continuar el desarrollo de su carrera. De no encontrar oportunidad, se irá unos meses a Europa para seguir aprendiendo. Pero deja claro, en una charla exclusiva con EL UNIVERSAL, que volver a Chivas como técnico de Primera División es su sueño.

¿Acabas de anunciar tu salida de Chivas, qué pasó Ramón?

No pasó nada… hablé con el señor Jorge [Vergara], simplemente es buscar un proyecto para ir creciendo en esta carrera de entrenador. Fue una oportunidad maravillosa la que viví en las fuerzas básicas de las Chivas, la verdad que el empezar de abajo fue la mejor decisión que tomé, le agradezco a Jorge y a Chivas, porque me dieron esa oportunidad, pero creo que ya llegó el momento de buscar algo más arriba, prepararme más para algún día ejercer mi carrera de entrenador en la Primera División”.

Alguna vez tuviste la oportunidad de ir a Coras en Liga de Ascenso y no se concretó porque estabas en Chivas y no podías ser registrado, ¿hoy tienes algo firme o te vas a la aventura de buscar una oportunidad?

No tengo nada en firme. Es un reto, es arriesgar en este momento, tengo todo el apoyo de mi familia y toda mi vida ha sido arriesgar; entonces, siempre hay un poquito de incertidumbre, pero con la fe en Dios y el apoyo, salimos adelante. Ahora no tengo nada, espero que pueda salir algo y si no, seguirnos preparando, buscaremos estar en mucho contacto con el futbol de aquí e ir al extranjero para prepararnos”.

No es la primera vez que te vas del Guadalajara, como jugador te tocó vivirlo, ¿hoy qué sientes de dejar a un club al que quieres tanto?

No es una decisión fácil. Lo más difícil fue eso: dejar a una institución que le tengo mucho cariño, que me dio mucho. Estar con los jóvenes y el sueño de ellos, ver cómo se esforzaban por cada día conseguirlo, eso es la parte que fue muy difícil, pero yo tengo que también pensar en mí un poco. Agradecido con Chivas siempre voy a estar y ahora a buscar prepararnos para seguir creciendo”.

Por la forma en que se maneja hoy el Guadalajara, sin una filial en [la Liga de] Ascenso, como alguna vez lo tuvo, ¿ya no había para ti posibilidades de crecer, porque arriba de ti sólo quedaba el primer equipo?

Sí, ahorita el primero equipo para mí ha encontrado un poco de estabilidad con Matías Almeyda y creo que afortunadamente va a durar. Entonces, para buscar una oportunidad en una Primera A o incluso en una Primera División, tenía que estar desligado de Chivas y ese es uno de los motivos por el cual hago la notificación de hacerme a un lado, para buscar la oportunidad que espero pueda salir”.

¿Tienes ya alguna oferta?

Hemos hablado, nada oficial… ya tengo un representante que está tratando de ayudar con eso”.

Finalmente, Ramón, ¿sigue en ti el sueño de dirigir al primer equipo del Guadalajara?

Sí, por supuesto, ese sueño lo tengo muy claro, nada me desestabiliza ese sueño, lo tengo muy claro, lo tengo decretado… espero en Dios que este paso que estoy dando sea un camino para que, con el tiempo, pueda llegar ahí, pueda estar preparado y ser un buen entrenador para este equipo que quiero mucho.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de