Foto Imago7
Tomás Boy dice que La Máquina poco a poco se va armando

Juan Carlos Osorio no es el único director técnico al que la bochornosa eliminación mexicana en la Copa América Centenario le ha afectado. Tomás Boy revela otro de los efectos colaterales provocados por el papelón de antenoche sobre el lienzo verde del estadio Levi’s.

El Cruz Azul ha terminado su etapa de playa en la pretemporada y aún no está completa. Las piezas que le faltan están en ese representativo que echó al Tricolor.

Me faltan tres jugadores”, comparte el director técnico de los Cementeros. “Van a llegar tarde porque están en la Copa América”.

Pensábamos que ayer [sábado] ya los podíamos tener, pero no contábamos con la astucia…”.

Aunque no los da a conocer, ha trascendido que son el defensa central Enzo Roco, el contención Francisco Silva y el atacante Nicolás Castillo. En el caso del primero, quien militaba con los Jaguares de Chiapas, la operación está cerrada, mas se dará a conocer hasta que concluya su participación en el certamen continental, así es que —mínimo— se deberá esperar otra semana.

Sobre Roco, Boy se anima a confesar que “por ahí va la cosa”.

Hasta ahora, el lateral izquierdo Adrián Aldrete y el zaguero argentino Julián Velázquez son las únicas altas confirmadas por los Cementeros para el Apertura 2016, dentro del que debutarán el sábado 16 de julio en el estadio Victoria, hogar del recién ascendido Necaxa.

Tranquilo, pese a derrota. El Cruz Azul cerró su estancia en Barra de Navidad, Jalisco, con un encuentro amistoso frente a los Loros de Colima, club que se presentará en la Liga de Ascenso y se llevó la victoria (4-2), resultado que no inquieta al timonel celeste.

 

Cuando hay partidos de pretemporada, se buscan —en términos de funcionamiento— nuevas cosas y el resultado no es lo importante”, sentencia el “Jefe”.

Te invitamos para que también nos sigas a través de