Foto Imago7
Personalidades del deporte piden que la labor de Alfredo Castillo en la Conade sea evaluada profundamente para decidir su futuro

Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) puso su “renuncia sobre la mesa”. Una acción que ha generado varias opiniones en el medio deportivo sobre su continuidad al frente del deporte nacional.

En entrevista con Carlos Loret, el directivo ofreció disculpas por la “frivolidad” de haber llevado a su pareja sentimental en los primeros días de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y detalló su situación actual al frente del máximo organismo deportivo del país.

“Mi renuncia está sobre la mesa. La instrucción que tengo es dar una explicación puntual a la opinión pública, a la sociedad, a los medios de comunicación del resultado de estos Juegos; explicar cuáles son los resultados que se están obteniendo, cómo se obtuvieron y, sobre todo, cuál fue la dinámica y la metodología”, dijo Castillo.

Ante esta situación, Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, señaló que, más allá de la permanencia de Alfredo Castillo, están las instituciones. “Está a disposición de lo que determine el señor Presidente, quien es, de acuerdo con la Conade, el único que está facultado para nombrar o remover al director. [Que la renuncia esté en la mesa] está bien, porque eso facilita al señor Presidente la toma de una decisión, aunque no necesariamente que se tenga que ir”.

—¿Qué alternativas ve?

—Depende de lo que pueda informar en la Cámara de Diputados, de Senadores, de ahí tendrá mucho que ver su permanencia, pero sea quien sea, institucionalmente, entre el Comité Olímpico Mexicano y la Conade, porque sobre los hombres están las instituciones, debe haber mayor coordinación y mayor apoyo para el deporte nacional.

Daniel Aceves, presidente de la Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos, cree que es precipitado tomar una postura respecto a la continuidad de Castillo.

“Todos los actores  sociales tienen que ser evaluados  y realizar un diagnóstico e incorporar las pugnas que ha habido alrededor del deporte. Sería fuera  de contexto que sólo se revisara la actuación deportiva , también se tiene que incorporar el tema institucional”, apuntó el medallista de plata en lucha, en los Olímpicos de Los Ángeles 1984.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quiso mantenerse al margen y recordó que su apoyo como un organismo internacional siempre respeta a individuos e instituciones.

“Nosotros nos hemos mantenido al margen de las decisiones políticas y personales. Nuestra visión es ver por México. Yo respeto a Castillo porque su intención fue buena al buscar que el deporte crezca. Eso es lo que yo vi. No puedo juzgar ni me interesa meterme en otros temas. Lo único que sé es que México se merece más medallas y que los boxeadores se merecen más apoyo para obtener mejores resultados”, dijo.

Ricardo Contreras, presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, y uno de los dirigentes con quien el director de la Conade tuvo más confrontaciones a lo largo de este año, también se mantuvo neutro.

“No soy yo quien lo puso en el puesto. Quien debe evaluar sobre su renuncia es quien lo haya puesto, quien le entrega una partida bastante amplia para el deporte nacional y la comunidad deportiva. Yo prefiero omitir mi opinión al respecto, aunque todos ustedes la saben”, compartió Contreras.

No obstante, volvió a pedirle a Castillo que no se cuelgue de la presea olímpica de bronce que consiguió el boxeador Misael Rodríguez en Río 2016, ni de los otros cuatro medallistas.

“Quisiera mencionar que tres federaciones a las que se le retiró el apoyo económico fueron las que aportaron el 60 por ciento de las medallas olímpicas en este ciclo. Eso es una respuesta clara que la falta de apoyo no influyó en el resultado, pese que debieron de contar con todo el soporte”, subrayó.

Te invitamos para que también nos sigas a través de