Foto Archivo
El quarterback estrella de los Patriotas de Nueva Inglaterra estará suspendido por cuatro juegos

La NFL parece haber ganado la batalla legal en el famoso «Deflategate», pues el quarterback de los Patriots, Tom Brady, fue suspendido una vez más por los primeros cuatro partidos de la temporada 2016.

El Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos ha dictaminado que la NFL tiene la autoridad de suspender a Brady, revocó una decisión de primera instancia y restableció la suspensión de cuatro partidos a Brady, un castigo que debió cumplir la campaña pasada.

Según la liga, Brady -«más probable que no»- ordenó a personal de los Patriots desinflar los balones por debajo del nivel mínimo que permite la NFL previo al Juego por el Campeonato de la AFC de 2014, ante los Colts de Indianapolis.

Desde entonces, Brady ha negado haber hecho algo fuera del reglamento de la NFL.

El caso es ahora mejor conocido como el «Deflategate».

“Estamos muy satisfechos de que el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito dictaminó que el Comisionado ejerció adecuadamente su autoridad según el contrato colectivo para actuar en casos relacionados con la integridad del juego”, dijo la NFL a través de un comunicado. “Esa autoridad ha sido reconocida por muchos tribunales y se ha incorporado expresamente en cada contrato colectivo entre la NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL durante los últimos 40 años”.

El tribunal concluyó que “si las partes hubieran deseado restringir la autoridad del Comisionado, pudieron haber conformado un acuerdo diferente”, refiriéndose al contrato colectivo.

La Asociación de Jugadores mostró su molestia y busca la manera de evitar la suspensión a Brady, uno de los jugadores icónicos de la liga.

“La NFLPA [por sus siglas en inglés] está decepcionada por la decisión del Segundo Circuito”, dijo la Asociación en un comunicado. “Luchamos en contra de la decisión de Roger Goodell de suspender a Tom Brady porque sabemos que él [Goodell] no fungió como un árbitro justo y que los derechos de los jugadores fueron violados, según nuestro contrato colectivo. Revisaremos cuidadosamente la decisión, consideraremos todas las opciones y seguiremos luchando por los derechos de los jugadores y la integridad del juego”.

Por el momento, Brady no ha hecho declaración alguna ni emitido mensaje a través de sus redes sociales.

 

 

VER TAMBIÉN:

Te invitamos para que también nos sigas a través de