Foto COM
Vestuario para el desfile en Río es sobrio, luego de las críticas por los de Londres 2012

Modelos sencillos, pero elegantes, portarán los mexicanos que participarán en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

La marca alemana Hugo Boss fue la encargada de diseñar el atuendo que los seleccionados lucirán el próximo 5 de agosto en el estadio Maracaná. El costo aproximado de las prendas, según los precios de tienda es de 30 mil pesos, para los varones y 17 mil para las mujeres.

Ellos utilizarán un traje slim fit azul tono medianoche, con sneakers blancos, cinturón negro y camisa blanca; la pañoleta será de

la reconocida marca mexicana Pineda Covalín.

Ellas portarán un vestido clásico color salmón, calzado deportivo color blanco y una pashmina también de marca nacional .

Ambos modelos llevarán el logo del Comité Olímpico Mexicano (COM), como lo estipula la reglamentación del Comité Olímpico Internacional.

En un principio el COM anunció que la delegación nacional no tendría uniformes de gala, ante la falta de recursos por la que atraviesa la asociación civil. Días después, Alfredo Castillo, titular de la Conade anunció que se haría cargo de vestir a los deportistas mediante un convenio con Hugo Boss.

Los uniformes serán entregados a partir de hoy, después de la ceremonia de abanderamiento que se llevará a cabo en Los Pinos.

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 el atuendo de los mexicanos causó polémica al ser considerado por algunos expertos en moda como demasiado colorido.

María Espinoza, abanderada de la delegación mexicana, portó un vestido con lentejuelas y un bordado de un águila sobre un nopal devorando una serpiente. Las mujeres que la acompañaban durante el desfile portaban ponchos y sarapes de diversos colores, mientras que los hombres vistieron una camisa con bordados de colores vivos.

El diseñador de la indumentaria fue Armando Mafud, conocido por utilizar una gran variedad de telas, bordados y lentejuelas en vestidos regionales mexicanos.

Mafud, quien a lo largo de su carrera ha realizado pasarelas en lugares como el Museo del Louvre en París, Bellas Artes en México y la feria de Igedo en Alemania, destimó los comentarios adversos sobre sus diseños y aseguró que se inspiró en las artesanías de los estados de Chiapas y Oaxaca, además de la talavera de Puebla, y en los jorongos.

El trabajo, añadió, fue bordado por indígenas de varias comunidades de México.

El peculiar atuendo de los seleccionados generó también críticas en las redes sociales e incluso se convirtió en trending topic nacional.

“Yo estoy muy tranquilo y contento con el diseño que hice para la delegación mexicana. Además de bello, el vestuario tenía que ser práctico, ligero y cómodo de llevar, por esa razón ya no les puse los sombreros de charro en tonos llamativos ya que era un lío embarcarlos en el avión”, dijo entonces Mafud.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de