Foto Imago7
Visores de la NFL fueron partícipes de la mala actuación de la seguridad durante el América-Chivas

El Estadio Azteca sufrió un “quemón” ante los ojos de los visores de la NFL. Arturo Olivé, presidente de la Liga de Futbol Americano en México, estuvo presente en el Coloso de Santa Úrsula para observar la seguridad en un evento de alto impacto como el Clásico Nacional. Ante la supervisión del dirigente “tochero”, en las gradas hubo diversos conatos de bronca en los que incluso estuvo involucrada una mujer. Llamó la atención que había zonas en donde no existía vigilancia policiaca que calmara los ánimos entre los enardecidos fanáticos del América. También, sobre la improvisada zona de prensa, cayeron diversos pedazos de vidrio que eran restos de una botella de cerveza. Vaya imagen que dio el Azteca, a unas semanas de que ahí se juegue el Raiders contra los Texans.

Patrocinador mata pasión

El clavadista Iván García, de plano, no puede ponerse públicamente la playera del Guadalajara, el equipo de sus amores en el futbol mexicano. La razón es meramente comercial. El «Pollo” es patrocinado por la marca Nike, mientras que la casaca del Rebaño Sagrado está hecha por Puma. Para evitar algún conflicto, el tapatío no se deja tomar fotografías con la prenda rojiblanca. Razón por la cual, García siempre apareció en sus redes sociales con una playera del Barcelona, que va de acuerdo con su actual auspiciante. El atleta se ha mantenido muy cuidadoso con ese tema, porque, como se sabe, viven de esos apoyos para sostener sus carreras. El sacrificio del “Pollo” fue evidente, porque pese al orgullo que le dio el triunfo chiva, no pudo vestir sus colores en el Azteca.

¿Ahora sí caerá “Billy”?

Se le vino el mundo encima a Guillermo Álvarez Cuevas, hasta ahora presidente de Cruz Azul y director general de la cooperativa del mismo nombre. El sábado se llevó a cabo una asamblea, en la que el Consejo de Administración fue copado por gente que se encuentra en contra del largo reinado que ha mantenido Billy por espacio de 27 años y anuncian que ahora, con el poder que tienen, pondrán en regla la relación cooperativa-equipo, además de desconocer contratos con los que no han estado de acuerdo. Los rumores hablan de que los Álvarez, Guillermo y Alfredo, no se han quedado con las manos cruzadas y han metido un amparo. También de que en máximo seis meses habrá una nueva dirigencia en la cooperativa y, por ende, cambios en el club de futbol.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de