Foto Especial
Lo cacharon fumando en el Azteca

Ni duda cabe de que el ‘Pelado’ Matías Almeyda cayó con el pie derecho en el futbol mexicano. Las tres victorias que ha conseguido con las Chivas —dos de Liga más una de Copa— lo tienen en los cuernos de la luna, pero el argentino no ha podido escaparse del largo brazo de la ley de la Liga MX. Resulta que circula un video en el que se ve al técnico fumando en los túneles de acceso a la cancha del Estadio Azteca, lo que significaría una multa. Por reglamento, nadie del cuerpo técnico puede estar fumando en zonas comunes, llámese banca, túneles o cancha. Si el caso es llevado a la Disciplinaria, el argentino verá mermado su primer cheque, ya que la sanción va por encima de los seis mil pesos. Le saldrá caro ese cigarrito a Matías Almeyda.

A Bueno le salió todo mal

Sergio Bueno perdió los estribos tras enterarse de que la directiva de Cruz Azul ya le tenía relevo en la dirección técnica y de manera colérica reclamó a los altos mandos para luego poner su renuncia sobre la mesa.

Nos cuentan que el entrenador reaccionó de manera tan alterada que las cosas se definieron en ese momento para poner fin a una “era” que resultó complicada en todo momento, con una afición que nunca terminó por aceptar a Sergio en el timón del equipo.

Ahora, las miradas apuntan hacia Tomás Boy para entrar al relevo, en una medida que también podría resultar contraproducente para el alto mando celeste, toda vez que el llamado ‘Jefe’ es conocido por su carácter extremadamente explosivo.

Por Osorio, ¿que pague la FMF?

Una u otra cosa ha impedido que a Juan Carlos Osorio se le entregue el timón de la Selección Mexicana de Futbol; lo principal ha sido su vinculación con el Sao Paulo, club del que sigue siendo director técnico. Desde Brasil acusan al colombiano y a la dirigencia del equipo paulista de hacerse de la vista gorda y darle largas a la plática de rompimiento de contrato. ¿La principal razón? El dinero. Sao Paulo quiere que Osorio renuncie para no darle ni un dólar de indemnización, que sería de alrededor de un millón y, claro está, el técnico no quiere irse sin esa “lana” en el bolsillo. Para destrabar el proceso, nos cuentan que los dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol estarían dispuestos a cargar con el gasto, para así tener al fin un técnico de planta.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de