Foto Imago7
El técnico de Cruz Azul podría ser castigado otra vez por su baile burlón ante el Mineros

A pesar de que podría ser castigado nuevamente con uno o dos partidos de suspensión, Tomás Boy continúa con su costumbre de festejar de forma burlona los goles de su equipo, situación que irrita tanto a los rivales como a los aficionados de ambos equipos.

El baile de anoche de Tomás Boy al celebrar el tercer gol del Cruz Azul ante Mineros en Copa MX no es algo nuevo.

El polémico entrenador gusta de provocar.

En el Apertura 2014 festejó con una especie de danza cuando el Atlas derrotó al Guadalajara, sólo que esa vez estaba en un palco, pues había sido expulsado por reclamar.

Aunque después en conferencia se disculpó y dijo que “no fue algo personal”.

En abril de 2015, cuando dirigía al Atlas, festejó de modo similar contra el León, cosa que irritó a los presentes.

Pero cuando se metió en problemas fue en febrero de 2016 cuando realizó su ritual o “festejo excesivo” ante el América. Las bancas se vaciaron y el entrenador de Cruz Azul se fue expulsado.

Fue sancionado con dos partidos de suspensión por la FMF, como una especie de correctivo que, por lo visto, no ha funcionado.

Por lo que ante Juárez, en marzo, tras la victoria de Cruz Azul sobre Juárez, hizo la finta de que bailaba, con movimientos de temor fingido, como dirigiéndole una crítica a la FMF.

¿Será castigado esta vez? Por lo visto, no han servido de nada las medidas disciplinarias.

En el reglamento de sanciones está previsto en su artículo 32 que “festejar los goles o triunfos con actitudes groseras” puede ser castigado con uno o dos partidos de suspensión y multa de 14 mil pesos (200 UMAs).

hgm

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de