Saltar al contenido

El poder femenino, rumbo a JO

    Foto JamMedia
    En los últimos años, las mujeres deportistas se han convertido en las proveedoras de medallas para México en competencias internacionales

    La participación mexicana en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 tendrá un toque femenino. Al menos, eso pretenden las deportistas nacionales, quienes nunca han sido mayoría, pero mantienen un paso arrollador desde la justa veraniega de Sidney 2000.

    Las mujeres suman el mayor número de preseas desde que inició el siglo XXI; en Londres obtuvieron cinco de siete medallas; en Beijing 2008, dos de tres y en Atenas 2004, tres de cuatro.

    “Desde hace varios años, las mujeres hemos dado la cara por México, somos entregadas, fuertes y estamos orgullosas de representar a nuestro país. Espero que sigamos dando alegrías en Brasil”, dijo la arquera Aída Román, ganadora de plata hace cuatro años y quien busca su tercera participación olímpica a sus 27 años.

    En los Juegos Panamericanos de Toronto, segunda parada del ciclo, la rama femenina logró 38 metales (4-17-17) de un total de 95.

    Un año antes en los Centroamericanos de Veracruz, México sumó 332 medallas. Las mujeres consiguieron 74 de las 115 de oro.

    “En ambas ramas hay gran calidad. En cuanto a las mujeres en especial tenemos grandes deportistas en disciplinas como el taekwondo, los clavados, el atletismo y el tiro con arco, seguro que lo haremos bien en los Juegos”, comentó la taekwondoín María Espinosa, quien mañana buscará afianzar su participación en lo que serían sus terceros Juegos Olímpicos en su carrera.

    Las representantes femeninas iniciaron con el pie derecho los primeros meses de 2016. En esgrima, el equipo femenino de sable logró una histórica calificación, pues nunca antes México había competido en dicha especialidad; entre las filas del equipo nacional está además Tania Arrayales, número uno del ranking mundial juvenil.

    “Nos sentimos orgullosas de que por primera vez nuestro país compita en sable. No vamos como espectadoras ni de relleno, las tres competiremos al mismo nivel que las mejores”, dijo la mosquetera.

    El nado sincronizado también acapara reflectores luego de obtener oro y bronce en el Abierto de Francia y conseguir su boleto a Río, donde buscarán calificar a la final por primera vez en 16 años.

    Además, las judocas Vannessa Zambotti y Edna Carrillo subieron a lo más alto del podio en el Abierto Europeo de Polonia y el Panamericano de Perú, respectivamente.

    Cuando faltan cinco meses para el inicio de los Juegos, México cuenta con 70 deportistas calificados, de los cuales, 29 son mujeres. Aún se espera la clasificación de representantes femeniles en disciplinas como la gimnasia, atletismo, boxeo, ciclismo y canotaje, entre otras.

    “Las mujeres hemos crecido mucho en deportes que antes eran de hombres. Hemos roto barreras y conseguido grandes resultados y vamos por más”, dijo la especialista en tiro deportivo, Goretti Zumaya, quien el próximo mes buscará su plaza olímpica.

     

    Así, las mujeres ganan terreno en cada ciclo. Para Río 2016, de la mano de Paola Espinosa, Aída Román y María Espinoza, entre otras, México aspira a una nueva actuación histórica de quienes se han convertido en sus heroínas olímpicas.

    Te invitamos para que también nos sigas a través de