Foto Especial
El representante de Oceanía, que dista de una Liga profesional, enfrenta al Tri

Salvador de Bahía.— El próximo rival del Tri Olímpico tiene un plantel de jugadores que puedan cobrar desde 50 hasta 400 dólares a la semana, no entrenan todos los días y su Liga dista de ser profesional. Algunos de sus elementos tienen ocupaciones alternas para obtener mayores ingresos; otros, simplemente están desempleados.

Juan Carlos Buzzetti, ex técnico de la selección olímpica de Fiji, hace una radiografía para EL UNIVERSAL de lo que es el representante de Oceanía en Río 2016. Señala las expectativas en el torneo de futbol para este país insular que se encuentra al este de Australia.

En todas las selecciones del Pacífico no hay mayormente patrocinadores, no hay mucho desarrollo ni facilidades. Desde que FIFA puso el ‘Goal Proyect’, que hay tres en Fiji, es mejor de lo que había en el pasado. Se va a poder tener mejor calidad. Nunca se va a comparar con Nueva Zelanda o Australia, que es un país enorme”, compara el director técnico uruguayo, quien tiene cuatro décadas trabajando dentro del balompié de ese continente.

Acá no hay profesionalismo en ninguna de las islas, son semiprofesionales o ‘part time’ (medio tiempo). Reciben una plata muy pequeña. El capitán de la Olímpica [Roy Krishna] es el único profesional de la Liga de Australia, es un delantero y es muy buen atacante, con velocidad increíble y se ha desarrollado muchísimo como jugador; se lo querían llevar a Europa”, abunda.

Si no son profesionales ¿a qué se dedican los jugadores?

La mayoría están desempleados y los que trabajan son los que manejan los equipos para hacer un poco de dinero fuera. En el futbol se les paga 150 o 200 dólares y se les dan los zapatos para jugar. Unos son maestros, tienen alguna educación, a veces ni siquiera pueden venir a entrenar. Por semana, algunos les dan 50 y 100 dólares. Cuando se juega un campeonato en Oceanía les dan 300 o 400 dólares, también cada ocho días. No hay profesionalismo de ningún tipo para ellos.

Los estadios, según Buzzetti, no están en óptimas condiciones, ya que se utilizan para jugar rugby, el deporte más popular en esa nación, la cual carece de fronteras terrestres.

El mayor [coso] tiene 15 mil personas. Muchos son estadios de madera, muy viejos, se juegan rugby y futbol. Nunca están en buenas condiciones, sólo las academias y apenas tienen dos canchas. No son ideales, pero es lo que pueden hacer. Trabajan dos o tres veces a la semana. En las selecciones nacionales se trabaja todo el día, pero las Ligas no”, expone el charrúa.

Clasificar a los Juegos Olímpicos implicó para los fijianos un camino de cinco duelos invictos, aunque con resultados contrastantes en los Juegos del Pacífico. En su ronda de Grupos, derrotaron 38-0 a Micronesia, miembro no afiliado a la FIFA, además de empatar con Vanuatu y Tahití. En semifinales derrotaron 3-1 a Papúa Nueva Guinea y, en la final, obtuvieron el pase a Río 2016 al vencer en penaltis a Vanuatu.

Su Liga nacional está compuesta por ocho equipos, los cuales “no contratan delanteros extranjeros, porque luego no tenían para el equipo nacional”.

Las expectativas son oscuras para Fiji, de acuerdo con el técnico sudamericano. De hecho, la competencia para los de Oceanía comenzó con una goleada de 8-0 en contra ante Corea del Sur.

Estos partidos les dan experiencia en esos viajes, les da para jugar contra equipos superiores. Es una enorme diferencia. No creo que sean ningún problema para México, que es una potencia, porque ganó los Olímpicos pasados, y Alemania, quienes pueden hacer muchos goles. Para los jugadores será bueno y podrían tener una oferta de Asia u otros continentes”, deduce.

 

http://interactivo.eluniversal.com.mx/online/PDF_16/rio2016-canal22.pdf

Te invitamos para que también nos sigas a través de