Foto ESPECIAL
Colaboradores del cantautor mexicano vieron dificultades para ingresar al Estadio Azteca

 

 

Vaya susto que se llevó el cantante Julión Álvarez, quien entonó el Himno Nacional Mexicano en el partido de lunes por la noche entre Texans y Raiders. Sus músicos tuvieron que esperar poco más de 40 minutos afuera del Estadio Azteca, ya que nadie del personal de seguridad los autorizaba a pasar. A las 15:30 horas, el cantautor mexicano ya estaba ensayando en la cancha del “Coloso de Santa Úrsula”, pero sin sus colaboradores, porque a pesar de que trataban de comunicarse con alguien que los auxiliara, tuvieron que esperar a que abrieran las rejas. El cantante por poco y se pone a entonar canciones de dolor, de esas que le salen bien, pues por poco lo dejan “chiflando en la loma”. ¿Será que no lo conocían? Porque opciones de cantantes consagrados, había.

Osorio, a pisar suelo ruso

Este día saldrá hacia Kazán, Rusia, la comitiva de la Selección Nacional Mexicana que estará en el sorteo de la Copa Confederaciones. Quienes acudirán, de entrada, serán Juan Carlos Osorio, el técnico del Tri, revalorizado desde aquella victoria contra Estados Unidos; Guillermo Cantú, secretario general de la Federación Mexicana de Futbol, y Fernando Cerrilla, director ejecutivo de Selecciones. La idea es que después del sorteo se den una vuelta por las sedes en donde se jugará el evento el próximo año. Moscú, San Petersburgo, Sochi y la mismísima Kazán. Esta vez no se podrá hablar con los dirigentes de FIFA sobre las multas por el grito de “Eeeh, put…”. Para eso se tiene que sacar cita ante el Comité de Disciplina.

Te invitamos para que también nos sigas a través de