Foto Édgar Luna
La policía es la única que por ahora se encumbra a las fueras del Coloso de Santa Úrsula

El estadio Azteca ha abierto sus puertas y a poco más de dos horas de que inicie el juego México – Honduras, hay más policías que público aficionado. 

El Tri lleva pasó perfecto en la ronda eliminatoria de la Concacaf, pero eso no es suficiente para el público mexicano, dolido en el orgullo por aquel 7-0 que Chile infringió, en la pasada Copa América. 

Hasta ayer se llevaban vendidas 35 mil entradas y en el transcurso del día, con  las taquillas abiertas, no se han vendido más de 10 mil, según informes de un revendedor…

hgm

Te invitamos para que también nos sigas a través de