Foto Ivan Stephens/ EL UNIVERSAL
Los triquis vuelven tras ganar en Barcelona, luego de dos intentos

No importaron las más de 10 horas de vuelo desde España hasta la Ciudad de México; tampoco el cansancio de una apretada agenda, los niños triquis regresaron a la capital del país con una sonrisa indeleble tras obtener, después de dos intentos, el título de la Copa Barcelona.

“Finalmente lo hicimos, demostramos que somos un equipo muy fuerte y que cuando se persevera se alcanza”, dijo Dylan Martínez, uno de los más experimentados del equipo de baloncesto.

Ataviados con pants tricolores, los adolescentes presumieron el trofeo y posaron orgullosos ante los

medios de comunicación que ya los esperaban en el aeropuerto internacional.

“Nuestra filosofía no cambia, a cualquier lugar que nosotros viajamos les compartimos sobre la importancia de combinar la educación con el deporte y que las carencias no son un límite para alcanzar los sueños”, comentó Daniel Ramón.

En cuanto pisaron suelo capitalino, los campeones fueron custodiados por elementos de la Policía Federal, quienes los condujeron a sus instalaciones para descansar, antes de su siguiente vuelo con destino a su natal Oaxaca.

“Estoy muy orgulloso de estos niños, porque además de ser buenos deportistas son grandes personas con valores. En España sacamos el espíritu de mexicanos, porque a veces olvidamos que somos capaces de conseguir hazañas. Este tipo de Copas son las que nos inspiran a nosotros y a muchos niños que sueñan con integrarse al equipo”, dijo el entrenador Sergio Zúñiga.

Los triquis permanecerán un día en Oaxaca y el sábado viajarán a Orlando, Florida, donde buscarán sumar una nueva corona.

Te invitamos para que también nos sigas a través de