Foto AP
“En los últimos meses trabajamos intensamente con nuestros colegas mexicanos e hicimos grandes esfuerzos para atender sus inquietudes»

Las puertas de la Copa Libertadores de América seguirán abiertas para los clubes mexicanos, aseguró la Confederación Sudamericana de Futbol.

Manifestó que respeta la decisión de la Liga MX, comunicada hoy por su presidente, Enrique Bonilla, de no participar en la edición 2017 del torneo de clubes más antiguo del mundo.

“En los últimos meses trabajamos intensamente con nuestros colegas mexicanos e hicimos grandes esfuerzos para atender sus inquietudes. De parte de Conmebol, accedimos a las solicitudes de la Liga MX, entendiendo que un año de transición, como lo será el 2017, requiere de flexibilidad».

“Las puertas siguen abiertas y una vez recibamos la propuesta detallada sobre el año sabático que propone el señor Bonilla, analizaremos su conveniencia de forma juiciosa en el Consejo Ejecutivo, siempre pensando en nuestro cometido de impulsar el desarrollo del fútbol regional”, afirmó Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Futbol.

Domínguez asentó que el propósito de Conmebol, de introducir cambios a la Copa Libertadores a partir de 2017, obedece a una estrategia integral para mejorar sustancialmente los torneos de clubes.

“Ante todo, es importante aclarar que las reformas que están en curso van mucho más allá de un nuevo calendario”, advirtió.

“Conmebol contrató un estudio técnico para analizar los temas que le vienen restando competitividad al fútbol regional, como la falta de estándares en la calendarización, la organización logística, la gestión deportiva, infraestructura y experiencia en los estadios, entre otros”.

A partir de sus conclusiones, subrayó el dirigente deportivo, Conmebol diseñó reformas con el objetivo de mejorar la calidad de las competencias e impulsar el desarrollo del futbol regional.

El desarrollo de la estrategia integral partió de un análisis previo de los calendarios de competencia de todos los países participantes, agregó Conmebol en un comunicado.

“Con base en ese riguroso análisis y en una simulación de escenarios, que contempló los calendarios de cada país y las fechas FIFA, Conmebol desarrolló una propuesta de rediseño de los torneos, incluyendo un calendario anual que iniciaría a comienzos del año y una serie de medidas estratégicas para elevar la calidad del fútbol regional en los aspectos previamente mencionados.

“Esta propuesta inicial fue socializada en una reunión en Asunción ante los directores de competencia de cada país, incluyendo a la Liga MX”.

Domíguez asentó que por mucho tiempo los clubes han tenido el dilema de tener que elegir entre ser competitivos en sus torneos locales o en los continentales.

“Nuestra propuesta de un calendario anual permitirá, por primera vez, que los clubes puedan competir a un alto nivel en ambas instancias. Esto fortalecerá la calidad de las competencias en cada país, beneficiando a nuestro futbol en toda la región.

“Además, esta propuesta facilitará una mejor organización logística, con menos estrés para los jugadores, así como una mejor programación televisiva para los aficionados”, explicó Domínguez.

Manifestó que, consciente de la importancia de ser flexible en la transición hacia el nuevo formato, Conmebol abrió canales bilaterales de trabajo con cada país para tratar sus respectivas inquietudes y hacer los ajustes necesarios para armonizar calendarios.

Todas las asociaciones miembros hicieron un esfuerzo notable para ajustarse a las mejoras, reconociendo los grandes beneficios que el rediseño de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana plantean para el desarrollo del fútbol regional, resaltó Conmebol.

Señaló que ha sostenido un diálogo permanente, flexible y con ánimo constructivo con la Liga MX, permaneciendo abierta a las solicitudes planteadas por sus representantes.

“En paralelo, la Liga MX fue invitada a posteriores reuniones de socialización realizado ante el Consejo Ejecutivo de la CONMEBOL, que contó con la presencia del presidente de la FIFA, y luego ante los clubes clasificados a la Copa Libertadores, encuentro al que también se invitó al club mexicano Chivas de Guadalajara, que lamentablemente no asistió”.

Luego de un intenso trabajo a lo largo de este periodo, explicó Conmebol, el 20 de octubre de 2016, Alejandro Domínguez sostuvo una reunión  con Enrique Bonilla en la Sede de la Confederación, en la que le presentó una propuesta que accedía a todas las solicitudes comunicadas por la Liga MX hasta la fecha.

“Lamentablemente, luego de llevar la propuesta a las instancias correspondientes en el ámbito local, el señor Bonilla anunció el día de hoy que la Liga MX ha decidido no participar en la edición 2017 de la Copa Libertadores”.

Te invitamos para que también nos sigas a través de