Saltar al contenido

La mujer que rige el juego del hombre

    Foto Agustín Salinas/El Universal
    Abogada en derecho deportivo, Anna Peniche crea las reglas para clubes mexicanos

    El futbol mexicano está bajo las reglas de una mujer. Lo que hagan dueños, directivos y jugadores de los 34 equipos de Primera División y el Ascenso se encuentra regulado por los reglamentos creados por Anna Peniche, directora del Departamento Jurídico de la Liga MX. “Mi pasión por el balompié no es una cuestión de género, sino de capacidad”, refiere la especialista en Derecho Deportivo.

    Sus virtudes le han permitido ganarse el respeto de Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, y Enrique Bonilla, mandamás de la Liga MX. “Ellos me dan mi lugar, respetan mi trabajo y me incentivan”, explica, aunque no está exenta de que la vean con extrañeza. “Hay veces que cuestionan cómo es que yo hago los reglamentos, pero eso es más de la gente de afuera que de la propia FMF”.

    En el Día Internacional de la Mujer, Anna revela a EL UNIVERSAL cómo se ha abierto camino en el mundo de las patadas.

    —Trabajas en un mundo de hombres…

    “No soy la única mujer, salimos poco, pero a mi mismo nivel hay muchas trabajando en la Federación. Es un mundo que se ha identificado hacia el sexo masculino, por obvias razones: el futbol es principalmente varonil. Gracias al esfuerzo de muchas mujeres que se dedican, el futbol femenil se ha lanzado. Hay muchas mujeres en la FMF, no es cuestión de género, sino de la pasión que sientes. Me encanta el futbol, como le gusta a mi papá y a mi hermano, a todo el mundo. Puedo disfrutar del espectáculo deportivo. No tiene nada que ver con el género. Hago mi trabajo con mucha pasión y es lo que me ha llevado a estar donde estoy. La confianza de mis jefes. No creo que sea de género”.

    —¿Cómo es la convivencia en tu trabajo, te ven raro?

    “Es más de fuera, internamente no. Si no quisieran mujeres, no me hubieran contratado nunca. Al contrario, me respetan mucho mi lugar, la opinión que tenemos. Te motivan. Jamás te dicen: ‘No puedes porque eres mujer’. Hago mi trabajo como lo hace cualquier persona. Esos argumentos son más de afuera: ‘¿Cómo? ¿Una mujer hace el reglamento? ¿A poco una mujer lleva este caso?’ Pues sí, es normal, no es una cuestión de género, sino de capacidad. He estudiado mucho, lo mismo que puede hacerlo cualquier compañero. Llevo nueve años trabajando, no es de ayer, de porque eres mujer te meten o te sacan”.

    —¿Cómo describes las responsabilidades que tienes en la Liga?

    “Trabajo para la Liga MX y el Ascenso, en la dirección jurídica, que es la que es responsable de la regulación del futbol, la reglamentación, la representación de clubes ante autoridades. Doy seguimiento a los afiliados directos, los registros y todas esas cosas, a efecto de que se cumplan las normas al 100%. Reviso los requisitos que las leyes nos imponen y lo que tiene que ver con responsabilidad social. Esa parte es el equilibrio, porque del otro lado son cosas toscas, ordenantes y lo otros es amable, porque te ayuda a mostrar la otra cara del futbol. Mi trabajo es 100% legal de lo deportivo. Un abogado hace de todo: cuánto mide una cancha, cuánto dura un protocolo, dónde se coloca la publicidad, fechas para cambiar un partido, qué cosas pueden ingresar al estadio”.

    —Regular el futbol mexicano ¿qué tan difícil ha sido?

    “Esa es la parte padre. Tienes que ver las dos caras: si no me gustara el futbol, no entendería y no podría plasmar lo que la norma quiere decir. No es nada más darle al aficionado y al jugador lo que quiere o a la autoridad. Es un equilibrio. Cuando redactas una norma tienes que ver las consecuencias de su aplicación, si la misma es eficaz, todos los principios de derecho que te enseñan en la escuela, se aplican a la parte deportiva. A veces es pensar ‘híjole, cómo le pongo aquí’, pero es parte de”.

    —¿Quisieras ser presidente de la FMF?

    “No lo sé, la realidad es que vivo al día. Evidentemente tengo ganas de crecer, de hacer algo bueno. Hago lo que amo, me canso de pronto porque es demandante, pero soy una persona afortunada, bendecida, porque además hago lo que amo en el mejor lugar en el que en mi país podría hacerlo. Estuve viviendo en el extranjero, me especialicé en deporte afuera y allá me decían ‘¿por qué no te quedas?’ Les decía que no, porque a tal o cual país, no le hace falta un abogado más y a mi país, sí. No quiero huir de México. La vida te va llevando, a lo mejor ya no en futbol, sino en otra disciplina. Ocupar un alto cargo. Creo que hoy día ocupo el que me corresponde y tengo que trabajar mucho más para ocupar otra cosa. Las jerarquías y organigramas. Me gusta trabajar”.

    —¿Cómo analizas la situación de la mujer en el futbol mexicano?

    “Nunca son las que salen a dar la entrevista, pero hay mujeres muy valiosas. La dueña del FC Juárez es mujer: Alejandra de la Vega. Al estar en contacto con los hombres, se sienten más confianza negociando entre ellos. Falta que la mujer se interese más en el medio, no es culpa del hombre. No es cuestión de género, sino que aportes algo. Si tienes algo que decir, aportar ideas. No nada más es ocupar una banca”.

     

     

    Te invitamos para que también nos sigas a través de