Saltar al contenido

Lágrimas en misa de Pedro

    Foto Agustín Salinas/El Universal
    La herida sigue abierta a un año de la partida del líder de la jauría; es recordado por familiares, amigos y afición

    Los integrantes de los Perros del Mal se reunieron en la iglesia de la Parroquia del Señor de los Milagros para rendirle tributo a su líder, El Hijo del Perro Aguayo, a un año de su fallecimiento arriba de un ring.

    Khan, Daga, Joe, Pentagón Jr. y Taya recordaron con una misa al líder de la jauría en medio de melancolía y algunas lágrimas, pero así también con la promesa de entrega para hacer honor al nombre del clan que fundó Pedro Aguayo Ramírez.

    Es un momento difícil porque ha pasado ya un año y la herida sigue abierta. Pero tenemos presente que debemos de seguir impulsado una agrupación de gente trabajadora y seguir demostrando por qué Pedro hizo de esta agrupación la más fuerte del mundo, la más imitada y jamás igualada. Gracias a Dios, le agradezco a Pedro la familia que me dejó”, expresó Khan del Mal, primo del Hijo del Perro Aguayo.

    A la ceremonia religiosa asistieron varios luchadores independientes, así como otros más de la empresa Triple A, aunque sin máscaras y mezclados entre el público.

    Sin importar, el bando rudo o técnico, o la rivalidad con esta tercera agrupación, varios profesionales del pancracio nacional mostraron su respeto a la familia Aguayo.

    Hace cuatro años nunca me imaginé encontrar a una familia como Los Perros del Mal. Este año ha sido muy difícil para todos nosotros. Pedro me arropó en este deporte sin importar mi condición de extranjera. Lo voy a extrañar. Gracias a la afición por seguir apoyándonos, y que sepan que fue como nuestro padre”, compartió Taya Valkyrie.

    Dos enormes fotos fueron colocadas en cada costado del altar del templo ubicado en San Juan de Aragón. Varios luchadores portaron camisas negras con la imagen grabado del Perrito Aguayo y la frase ‘Rompiendo las reglas desde 1979’.

    Pentagón Jr. dejó su lado rudo por un instante y, a mitad de la ceremonia, prometió entregar cuerpo y alma por seguir los pasos de su líder en busca de triunfar sobre el ring.

    Pedro murió como cualquier luchador quisiera despedirse de este mundo: Arriba del cuadrilátero, haciendo lo que más les gusta. El día que llegue a fallecer, quiero que sea igual. Hoy hago la promesa de que voy a seguir sus pasos. Cuésteme lo que me cueste. Si en el camino encuentro el mismo final, lo voy a aceptar”, prometió.

    Después, del sermón, Los Perros del Mal tomaron el micrófono para expresar su sentir a un año de que Pedro Aguayo hijo falleciera en pleno ring en una función de Tijuana, cuando estaba a mitad de una pelea y sufriera una lesión cervical debido a un mal golpe sobre el enlonado.

    Un momento que afectó a los luchadores de la Triple A, sobre todo a los actuales miembros de esta agrupación fundada por su líder caído en 2004.

    Gracias a él estamos aquí. Tener puesta esta camiseta de Los Perros del Mal representa un gran peso. Buscaremos represantarlo lo mejor dentro de este deporte. Aún no puedo creer que Pedro ya no esté con nosotros, pero los que seguimos acá, estamos para continuar su huella en la lucha”, dijo Joe Líder.

    Al final de la misa, los luchadores se dieron tiempo para atender a aficionados que aprovecharon para pedirles fotos y autógrafos, así como para intercambiar comentarios de lo que consideran uno de los días más tristes de sus vidas. El momento en que perdieron a su amigo.

     

    Esta camisa de la agrupación de los Perros engloba el respeto a una amistad que tenía con mi querido Pedro”, puntualizó Daga.

    Te invitamos para que también nos sigas a través de