Foto Imago7
Atlético San Luis hace gol tras una confusión, por lo que deja que Coras anote

 Corría el minuto 54 del partido entre Coras y Atlético San Luis de la Liga de Ascenso, cuando el silbante Aldo Cano señaló un bote a tierra por la atención a un jugador lesionado. Los potosinos tomaron la determinación de devolverle la posesión al Tepic, pero el trazo que se hizo le cayó al delantero visitante Othoniel Arce quien olvidándose del acuerdo definió para convertir el 2-1.

El hecho provocó reclamaciones de los Coras, por lo que Carlos Bustos, técnico del San Luis y sus jugadores determinaron que el rival debía retomar su ventaja de dos goles. Tras el saque del centro, Juan Ángel Neira tomó rumbo a la portería para hacer el 3-1 sin oposición.

Esto ha sido calificado como una muestra de Fair Play de parte de los de San Luis, que al caer en este juego perdieron en definitiva la posibilidad de calificar a las finales del torneo. “Sí, con esta derrota ya no tenemos la oportunidad de calificar, pero bueno, había que hacer lo correcto, no hay mérito en esto”, comentó Carlos Bustos.

El argentino, quien ha dirigido a Morelia y Chivas en Primera Nacional, explicó que la acción de su delantero, de marcar cuando no debía hacerlo, se debió a una confusión. “Othoniel no estaba cerca de esa jugada, por eso cuando le llegó el balón siguió la jugada y convirtió, todo fue una confusión”.

Los reclamos de Hernán Cristante, técnico de Coras no se dejaron esperar, “le explicamos al cuarto árbitro y al rival la situación. Entre todos determinamos que el rival recuperara la ventaja que se tenía en ese momento que era de dos goles, era lo que se tenía que hacer”.

No es que en San Luis haya querido tirar ese partido, “para nosotros era un juego muy importante, pero independientemente de eso, todos consideramos que lo correcto era lo que sucedió después, porque en realidad es un hecho que no tenía nada que ver con el partido, había sido un confusión de nuestro jugador, hicimos lo que correspondía”.

La directiva del equipo, no le reclamó el hecho, “estaban y están totalmente de acuerdo con la determinación que tomamos”.

Fue un buen momento, reitera Bustos, para demostrar que el futbol profesional, “no está sucio como muchos creen. Más allá de los intereses futbolísticos, deportivos y por ahí que nuestras campaña por supuesto que no es buena, había que actuar de buena fe. No habíamos jugado bien hasta ese momento, no había hecho méritos para anotar, en fin. Todos en el equipo tenemos la seguridad de que hicimos algo bueno, transmitimos un ejemplo, esto es estar cerca del juego limpio”.

Acepta que la derrota duele, “era un juego clave para nuestras aspiraciones. No habíamos jugado nada bien durante el primer tiempo, al iniciar el segundo pudimos descontar, es verdad, estábamos urgidos de ganar para tener un chance, aunque necesitábamos alguna combinación de resultados con otros equipos, pero eso ya pasó. Ahora lo que nos queda es terminar con dignidad el torneo de Liga y jugar por la semifinal en la Copa contra el Veracruz”, menciona.

El hecho que ya le dio la vuelta al mundo, lo deja orgulloso, “en estos casos, uno tiene la posibilidad de elegir cómo comportarse y lo hicimos de esta forma y digo lo hicimos porque fue una decisión de todos. La campaña ha sido desilusionante para nuestros hinchas, pero independientemente de eso, tiene que privar el ejemplo. Dentro del terreno de juego había jugadores que pensaban de esa manera, que son padres de familia y que seguro el día de mañana van a poderle contar esta historia a sus hijos, y demostrar que el futbol es un juego limpio, más allá de lo que se diga”.

Te invitamos para que también nos sigas a través de