Foto Archivo
Yarbrough dice que su equipo está listo para hacer los goles necesarios

Se meterán a la cancha del único club que no ha perdido como local en el actual certamen y necesitan hacerle goles para tener la esperanza de clasificar a la serie por el título, pero los Panzas Verdes afirman conciliar el sueño sin mayor problema. Incluso, advierten que ya considerar al Pachuca finalista, por el empate en la ida (1-1), sería una equivocación.

“Por supuesto que sería un error darnos por muertos”, refuta William Yarbrough, guardameta del León. “Desde que ascendió este equipo, hemos demostrado que tenemos a un grupo que siempre se caracteriza por entregar todo, hasta el último minuto.

“Ojalá nos alcance, pero nos vamos a morir en la raya. Ya sea con el pase a la final o eliminados, pero nos iremos tranquilos, sabiendo que dejamos todo y tengo fe en que el grupo puede sacar la llave”.

Opinión compartida por el menudito atacante argentino Juan Cuevas, quien esta noche volverá a ser titular, ante la lesión del colombiano Hernán Burbano.

“Estamos muy confiados. Tenemos buen equipo, a jugadores rápidos para hacerlos [goles]”, presume, con mucha seriedad. “Hemos jugado muchos partidos de visitante y nos han salido muy bien, así es que estamos tranquilos”.

La Fiera fue el cuarto mejor visitante durante la etapa regular (cuatro victorias, dos igualadas y par de descalabros), aunque cerró con cuatro presentaciones fuera de casa sin reveses. No cae lejos del estadio León desde el 19 de marzo, cuando el América le sometió en el Azteca (1-2). De hecho, acumula ocho cotejos sin perder en cualquier cancha (cuatro éxitos y cuatro empates).

Eso sí, sus futbolistas sentencian que no sucumbirán en la batalla de los sentimientos.

“No por el hecho de tener que ganar el partido, se puede ir alocadamente al frente”, recuerda Yarbrough. “Tenemos a un equipo muy inteligente, capaz, que sabe jugar partidos como visitante.

“Sí es importante buscar el arco rival, pero tenemos que mantener ese orden, porque tampoco podemos menospreciar a Pachuca, que tiene un poder ofensivo muy llamativo, gente rápida que —en un contragolpe— te puede liquidar. Es ir con la idea de atacar, pero teniendo ese orden defensivo”.

A final de cuentas, saben que mantener el cero en su portería les dará buenas opciones de regresar a una final, lo que se convirtió en hábito hace pocos años.

Te invitamos para que también nos sigas a través de