Foto Reuters
Chicago derrotó 3-2 a los Indians de Cleveland, y se mantienen vivos en la Serie Mundial

Chicago.—  Un viento de esperanza llegó a los aficionados de los Cubs de Chicago que ayer vieron como su novena derrotó 3-2 a los Indians de Cleveland para ponerse a un triunfo en la Serie Mundial.

Los Cubs consiguieron su primera victoria de Serie Mundial en casa, desde el 8 de octubre de 1945.

Cuando parecía que el Clásico de Otoño terminaría  con una victoria de los Indians en Wrigley Field, los Cubs apretaron  la maquinaria para mantenerse con vida en el compromiso y viajar para jugar  mañana en Progressive Field.

En la parte alta del segundo rollo, los visitantes  se fueron al frente con un cuadrangular solitario de José Ramírez.  El tercera base dominicano aprovechó una bola rápida para depositarla en las tribunas del jardín izquierdo, el primero que conecta en lo que  va de Playoffs.

Sin embargo, la ofensiva de Chicago despertó en el fondo del cuarto rollo con un palo de cuatro esquinas de Kris Bryant. El estadounidense es el primer antesalista en la historia de los Cubs en conectar un jonrón en Serie Mundial.

Las celebraciones continuaron en ese mismo rollo, cuando  Addison Russell con sencillo que pasó por la tercera almohadilla, mandó a la registradora a  Anthony Rizzo.

El rally de tres carreras concluyó con un elevado de sacrificio de  David Ross que sirvió para que  Ben Zobrist timbrara.

La victoria fue para Lester en labor de seis innings en los que limitó a la artillería de Cleveland a cuatro imprables, dos carreras limpias, cinco ponches y un jonrón. 

En la parte alta del sexto rollo, el conjunto del manager Terry Francona  volvió a hacerse presente en la pizarra con un imprable de  Francisco Lindor.

Quien lució en plan grande  fue el cubano Aroldis Chapman, quien lanzó dos entradas y dos tercios  en los que únicamente  aceptó un impable y ponchó a cuatro.

El último serpentinero en entrar a sacar ocho outs en un juego de eliminación para su equipo fue Madison Bumgarner, quien lo hizo en la Serie Mundial de 2014.

El cubano subió a la loma y se puso el equipo a la espalda cuando la victoria se necesitaba en un frío Wrigley Field que se encendió con la histórica victoria que consiguieron los Cubs.

Sorprendentemente, Joe Maddon sacó a Jon Lester en la séptima entrada, pero el bullpen de los Cubs  hizo el trabajo. Con corredores en primera y segunda con dos outs, Aroldis Chapman indujo un rodado débil de Roberto Pérez para terminar la entrada.

La derrota fue para el derecho Trevor Bauer, quien en cuatro episodios sobre el montículo de las responsabilidades  fue casticago con seis hits, tres carreras limpias, abanicó a siete enemigos,  para dejar su efectividad en 5.87.

Con esto, la Serie Mundial se tras-

lada de nuevo a Cleveland para disputar el Juego 6 mañana a las 18:00 horas en Progressive Field.

Los Cubs pretenden  forzar un séptimo choque que se disputaría el miércoles por la noche en Cleveland  con una ciudad volcada.

En la historia de la Serie Mundial, sólo cuatro organizaciones se han levantado de un 1-3 en Clásico de Otoño y los Cubs de Chicago quieren demostrar que no hay quinto malo con ellos.  

Te invitamos para que también nos sigas a través de