Foto AP
Antonio Margarito se dice listo para la pelea del 5 de marzo ante ‘Maromerito’ Páez; un oftalmólogo le autorizó regresar al ring por primera vez en cuatro años

Su hueso orbital fue deshecho en 2010. Su retina derecha se desprendió un año después y corría el grave riesgo de perder la vista, pero Antonio Margarito extraña el boxeo y por ello saldrá del retiro, a más de cuatro años de su más reciente combate, para enfrentar el próximo 5 de marzo a su amigo Jorge ‘Maromerito’ Páez, en una velada que se celebrará en la Arena de la Ciudad de México.

El deseo de Margarito por volver a los encordados fue aprobado por la Comisión de Boxeo Profesional del Distrito Federal, que ordenó un examen oftalmológico hecho por el doctor Juan González Preciado, quien dio luz verde para que ‘El Tornado de Tijuana’ vuelva a pelear.

“Mi ojo, gracias a Dios, está bien, está al 100 por ciento. Mi esposa fue la primera en comentarme que si quería pelear, tenía que revisarme el ojo. Vengo del doctor, quisieron hacerme otros exámenes y los pasé. Ya tengo licencia en California y en Texas y ahora puedo pelear en México, con muchas ganas de volver”, declaró Antonio Margarito.

Sin olvidar el peregrinar que ha tenido, visitando hospitales y doctores en los últimos cuatro años, Margarito sostiene que tan seguro está de que su ojo se encuentra bien, que él sería el primero en rechazar pelear si tuviera un porcentaje de peligro mayor al que usualmente tiene un boxeador cada vez que sube al cuadrilátero.

“No me incomodan todos los exámenes o trámites que he tenido que hacer para regresar, lo que sí me molesta es la cantidad de periodistas que se creen doctores, porque opinan de mi ojo sin saber. Si no estuviera bien, yo sería el primer en no regresar al ring. Muchos dicen que yo regreso por dinero, pero todo eso es mentira. La gente habla porque tiene boca, porque no sabe nada, no va a saber más que los doctores, ni que yo. Estoy listo para boxear”, externó Margarito.

El boxeador tijuanense acumuló tres derrotas en sus últimos cuatro combates, en los que fue noqueado en dos ocasiones y sobrevivió de pie los 12 rounds; uno de ellos fue la carnicería que vivió ante Manny Pacquiao en noviembre de 2010 y que fue criticada por la falta de sensibilidad que tuvo la esquina del mexicano al dejarlo “combatir”, cuando no tenía posibilidad de revertir la derrota y tenía el rostro desfigurado y el hueso orbital deshecho por los puños del filipino.

Con 277 rounds boxeados a lo largo de 17 años, Margarito quiere pelear los asaltos que las lesiones le costaron y si es posible volver a la élite del pugilismo mundial y para ello se prepara como si ningún golpe se hubiera estampado en su cara.

“He estado entrenando con sparrings jóvenes, que me pegan duro como si no tuviera nada en mi ojo. Yo boxeo normal y no pienso en las lesiones que he tenido”.

La primera prueba que tendrá ‘El Tony’ es su amigo ‘Maromerito’ Páez, a quien no quiso demeritar pero apuntó que si pierde con el mexicalense, “no tengo nada que hacer en el boxeo.

“Al ‘Maromeritas’, como yo le digo, siempre le he visto mucho talento, cuando me lo ofrecieron yo no quería pelear con él, porque es mi amigo. Él tiene mucho talento y no lo ha sabido aprovechar, pero si yo pierdo con él, no tengo nada que hacer en el boxeo, yo mismo lo voy a decir, nadie me va reclamar”.

 El estilo agresivo y hacia el frente que ha tenido Margarito en su carrera, permanecerá para buscar derrotar a ‘Maromerito’ y luego intentar ir por un campeonato mundial, es la principal motivación de Antonio, quien en 2008 alcanzó la fama al noquear a Miguel Cotto.

Te invitamos para que también nos sigas a través de