Foto Édgar Luna
La cancha fue invadida por familiares y amigos de los campeones

Querétaro. – Nadie duerme en Querétaro. Los Gallos Blancos cantan más fuerte que nunca. Después de que Alan Pulido fallara el quinto penalti de Chivas, la algarabía se desató y todo el mundo reconoció a su nuevo héroe Tiago Volpi.

La premiación fue apoteósica, la cancha fue invadida por familiares y amigos que cargaron en hombros a sus jugadores.

De inmediato Luis Noriega fue a la cabecera norte a ofrendarles elbtrofeo a los aficionados y Volpi se montó en la portería para recibir los halagos bien ganadosbien merecidos.
Nadie duerme en Querétaro.

hgm

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de