Foto JamMedia
El técnico colombiano contemplaba tomar días de descanso, pero tras la bochornosa eliminación las cosas sufrieron un cambio inesperado

No sólo los planes de miles de aficionados mexicanos que se encontraban en Estados Unidos se fueron a la basura con la goleada que propinó Chile a la Selección Nacional aquella fatídica noche de primavera en Santa Clara, California, sino también al mismo técnico nacional, hasta ahora, el colombiano Juan Carlos Osorio.

Las familias de muchos integrantes de la Selección se alojaron en San Francisco, para de ahí seguir al equipo mexicano a donde se moviera. La esposa y los hijos del colombiano también estuvieron presentes y se sabe que acabando el torneo, en el que mínimo se pensaba disputar el tercer lugar, allá en Phoenix, se tomarían unas largas vacaciones, lo que al final no pudo ser, pero quien sabe si en estos días, al técnico le pueda quedar mucho tiempo libre.

Golpean bolsillo de Cementeros

Quedarse fuera de la Liguilla por cuarto torneo consecutivo, lo que nunca había ocurrido, no tiene nada contenta a la directiva de los Cementeros, por lo que realizó algunos ajustes en los contratos de sus futbolistas para este torneo.

Aunado a que es una estrategia utilizada hace algunos años, los hombres que toman las decisiones en el Cruz Azul optaron por colocar más candados en los acuerdos con los futbolistas. El objetivo es tratar de que cada elemento no baje su rendimiento, como sucedió en la parte final del torneo anterior.

Dejar buena parte de los bonos económicos con relación a la cantidad de minutos jugados, goles anotados o recibidos y rendimiento en la cancha, son parte de las modificaciones.

Multipropiedad, conflicto en la LMB

 

La multipropiedad que tanto ha sido criticada en la Liga MX, parece que llegó para quedarse en el beisbol mexicano. Alfredo Harp Helú, además de ser el dueño de los Diablos Rojos del México, mantiene a los Guerreros de Oaxaca. Al ex banquero se le han sumado los hermanos Juan José y Erik Arellano Hernández, quienes compraron en 2014 a los Leones de Yucatán y esta temporada invirtieron en los Vaqueros Laguna y ahora todo apunta a que Gerardo Benavides, propietario de los Pericos de Puebla, iría por los Broncos de Reynosa, novena que necesita urgentemente una inyección económica. Cada vez más, la Liga Mexicana de Beisbol se va pareciendo a la de futbol, pues además de la multipropiedad también tiene una gran apertura a jugadores extranjeros y de doble nacionalidad.

Te invitamos para que también nos sigas a través de