Foto CMB
El ex boxeador considera un honor representar a su país y ser parte del Salón de la Fama

 Lupe Pintor se volvió inmortal. El legendario boxeador mexicano fue inducido al Salón de la Fama de Boxeo Internacional (IBHOF, por sus siglas en inglés) en emotiva ceremonia.

Es honor recibir este reconocimiento. Cuando empecé mi carrera en el boxeo, soñaba ser como un Rubén Olivares o un Cassius Clay. Para mí fue un honor representar a mi patria, a mi país y ahora formar parte de este Salón de la Fama”, expresó Pintor, al momento de tomar el micrófono en la sede de la IBHOF en Canastota, Nueva York.

El campeón mundial pluma y superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) agradeció el apoyo que recibió siempre que peleó en Estados Unidos. De sus 72 combate profesionales, 32 los hizo en suelo del país vecino del norte, en donde forjó su nombre con importantes victorias en los años 70 y 80.

El lucir en los principales escenarios en Estados Unidos era mi sueño. Quiero agradecer a Estados Unidos por siempre apoyar mi carrera desde el inicio”, agregó.

Lupe se suma a otras leyendas mexicanas de los encordados que también tienen su nombre entre los inmortales en este recinto de Canastota como Julio César Chávez, Salvador Sánchez, Carlos Zárate, Nacho Beristáin, Arturo Hernández, José Sulaimán, Vicente Saldívar, Humberto González, Ricardo López, “Pipino” Cuevas, Rubén Olivares, entre otros.

Pintor, de 61 años de edad y que terminó su carrera profesional con récord de 56 victorias, 42 por la vía rápida, además de 14 derrotas y dos empates, resaltó que para él “fue un honor representar a mi país”.

También fue ingresado al Salón de la Fama el panameño Hilario Zapata, que fue campeón mundial minimosca del CMB y que terminó su carrera con marca de 43 victorias, 10 derrotas y un empate con 14 triunfos antes del límite.

Zapata, quien se une a sus compatriotas Roberto Durán, Ismael Laguna y Eusebio Pedroza, se mostró agradecido y contento por su entronización a un sitio “al que nunca pensé que llegaría”, y aprovechó para recordar a Gilberto Mendoza, ex presidente de la Asociación Mundial de Boxeo fallecido este año.

Roberto “Mano de Piedra” Durán, quien acompañó a Zapata a Canastota, lo cubrió con una bata con la bandera de Panamá, “feliz de poder estar aquí”, concluyó.

También formó parte de la Clase 2016 del Salón de la Fama el puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho, de manera póstuma. El pugilista fallecido en 2012, a los 50 años de edad, terminó su carrera con 79 victorias, 38 nocauts, seis derrotas y tres empates.

También hubo varios momentos en la ceremonia en donde se recordó al recién fallecido Muhammad Ali.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de