Foto Imago7
El ex técnico de la Selección está convencido que el representativo de Juan Carlos Osorio es un candidato sólido en el certamen

Cada que se sienta frente al televisor para observar un partido de la Selección Mexicana en la Copa América Centenario, Miguel Herrera confirma su teoría de que los verdes son capaces de adjudicarse la corona continental… Siempre y cuando les sea permitido asistir con su plantel estelar.

Entrenador del Tricolor que asistió a la edición Chile 2015, el “Piojo” está convencido de que —si no existieran candados por parte de la Concacaf— el representativo hoy dirigido por Juan Carlos Osorio siempre sería uno de los candidatos más sólidos en el torneo.

Para muestra, lo ocurrido en sus primeras siete participaciones. El representativo nacional disputa la Copa América desde Ecuador 1993 y lo hizo sin restricciones hasta Venezuela 2007. En ese lapso, fue dos veces subcampeón, tres finalizó en el tercer puesto y sólo en un par se quedó fuera dentro de los cuartos de final. Nunca fue eliminado en la ronda grupal.

Lo que sucedió en Argentina 2011 y el año anterior, cuando —por mandato de la confederación a la que pertenece México— se debió asistir con un combinado pletórico de jóvenes o futbolistas que no son parte del representativo estelar.

El hecho de que las Copas de Oro (certamen organizado por la Concacaf) y América se efectúan el mismo año, obliga a que la Federación Mexicana de Futbol dé prioridad a la competencia del área futbolística a la que pertenece, lo que no sucede esta vez.

“Hacía dos ediciones que no se iba con el equipo que uno quisiera, porque al ‘Flaco’ [Tena] también le tocó llevar a jóvenes [en 2011]”, recuerda Herrera. “Cuando vas a un torneo con este equipo, tienes la ilusión de que por lo menos puedes llegar a la final”.

A Osorio y sus jugadores, por ahora, los separan dos cotejos.

Más allá de que el rival de esta noche es el actual campeón, el “Piojo” está convencido de que el Tricolor tiene la capacidad de dar la vuelta olímpica… Y sin necesidad de empujoncitos externos, como sugirió Wilmar Valdez, presidente de la Asociación Uruguaya de Futbol, quien dijo —tras la victoria mexicana sobre los charrúas (3-1), en el debut de ambos— que la Copa “estaba armada” para que el Tricolor se llevara el título.

“¿Que si México tiene para ganarla? Debes contar con un equipo para hacerlo y hoy es así”, sentencia. “No nada más es decir que está hecha para que la gane”.

“México hizo una buena primera fase, eso hay que decirlo. No han habido cosas raras en el arbitraje como para pensar otra cosa. México ha ganado bien, haciendo goles y jugando bien al futbol”.

Esas declaraciones, considera, “son momentos calientes de un jugador o alguien más… Es muy fácil decir que está hecha para que la gane México”.

“Hay que pasar a varios: a Chile, Argentina, que son equipos muy sólidos y fuertes. Hay que eliminar a todos esos para ganar”.

No duda de que se puede lograr. Dirigió a varios de los actuales seleccionados y conoce su capacidad, esa que ha quedado de manifiesto en los 270 minutos jugados, incluidos los 90 ante Uruguay, que lucía como el adversario más duro en la etapa inicial.

“Por supuesto que puedes pelear de tú a tú”, sentencia el hoy estratega de los Xoloitzcuintles de Tijuana. “Ahí ha estado la muestra, como el partido contra Uruguay”.

Con el colombiano al mando, la Selección Nacional tiene nueve victorias y un empate, aunque Herrera sentencia que “me gusta que gane, es lo más importante”.

“De repente, en Selección no importa si juegas bien o mal”, añade. “El chiste es ganar”.

Te invitamos para que también nos sigas a través de