Foto fiawec.com
Un asistente de los inspectores sufrió convulsiones en las prácticas de la carrera de las 6 Horas de la CDMX

 Los servicios médicos del Autódromo Hermanos Rodríguez, listos para atender cualquier emergencia que se presente durante la carrera de las 6 Horas de la Ciudad de México, tuvieron que entrar en acción el primer día de actividades. Y no por algún incidente en la pista, sino a un costado. Un joven asistente de los inspectores sufrió convulsiones, por lo que los médicos de pista tuvieron que asistirlo. Hubo momentos de incertidumbre al no saber a quién le correspondía trasladarlo para una revisión médica, pero al final fue una de las ambulancias para atender accidentes de carrera la que se encargó de atender al joven. Todo quedó en un susto, afortunadamente. Y hasta sirvió coom ensayo para mantenerse alerta a los protocolos de emergencia.

 

Almeyda tiene “guaruras”

A Matías Almeyda no le gustan las preguntas incómodas. A pesar de que sabe sortearlas y dar un buen discurso, cuando algún incisivo reportero lo cuestiona, su gente sale a defenderlo. El sábado pasado, algún representante de los medios le preguntó si se había burlado de Ignacio Ambriz, técnico del América. El comunicador le refirió que lo había visto aventarle el balón al estratega emplumado unos metros atrás, para ganar algo de tiempo en el partido que terminó 3-0 a favor del Guadalajara. Aunque Almeyda respondió, personal que maneja al entrenador de Chivas increpó al reportero durante varios minutos. El incidente desató la tensión, pero no pasó a mayores. Lo cierto es que el buen Matías resultó todo un “Jarrito de Tlaquepaque”, en lugar de un “Rayo de Jalisco”.

 

Tensión en la ESEF

Maestros y alumnos de la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) se mantenían ayer por la tarde dentro del gimnasio de las instalaciones por temor a que cierren la institución. También estaban afuera del recinto. Exigen ser atendidos por la SEP para ser incluidos en los foros del modelo educativo, pues temen que incluya cambios que les perjudiquen. Quieren ser recibidos para exponer sus quejas, por lo que las clases estaban suspendidas hasta nuevo aviso, aunque al parecer este viernes por la noche se retomaría el ritmo normal de la institución educativa. Mientras tanto, seguían las consignas en las afueras del inmueble, situado al oriente de la Ciudad de México.

Te invitamos para que también nos sigas a través de