Foto Foto tomada de Twitter
Este día, padre e hijo tuvieron la oportunidad de disputar un encuentro juntos y vivir una situación muy peculiar

Apenas tiene 15 años, pero ya carga con la etiqueta de ser heredero del “Chaco” en Cruz Azul. Su nombre es Santiago y es hijo del último ídolo cementero, Christian Giménez.

El delantero nació en Buenos Aires, Argentina, cuando su progenitor defendía los colores de Boca Juniors, sin embargo, ha pasado la mayor parte de su vida en México y tiene la nacionalidad tricolor.

Actualmente milita en el equipo Sub-17 del club celeste. Ayer, en un juego amistoso ante Pumas en Houston, logró cumplir un sueño: poder jugar junto a su papá. Ingresó de cambio al minuto 78. El “Chaquito” provocó en ese duelo un penalti que su padre erró, mas el sueño de ambos está hecho.

En las fuerzas básicas cruzazulinas, el joven Giménez ha marcado 30 goles, de acuerdo con las estadísticas oficiales de la página web de la  Liga MX. En el actual Apertura 2016, suma 10 anotaciones en mil 362 minutos de participación.

La popularidad de “Chaquito” en las redes sociales alcanza los 5 mil 466 seguidores en su cuenta de Twitter:

hgm

Te invitamos para que también nos sigas a través de