Saltar al contenido

Sueña construir equipo de época

    Foto Imago7
    El ‘Comandante’ asegura que el proyecto y estilo de juego de Almeyda empieza a rendir los frutos esperados en Guadalajara, pese a las críticas

    Guadalajara.— El héroe del Clásico Tapatío sueña en grande. No es que se aferre a ilusiones cimentadas sobre aire. Tampoco es que pierda el piso o eche campanas al vuelo. Tiene consciencia de que nada se ha ganado. Pero cuando analiza el presente del equipo, Jair Pereira revela el verdadero proyecto a futuro: lo que Chivas pretende construir es un equipo de época.

    A lo largo de la historia, hay clubes, unos cuantos, que luego de consolidar un estilo, son capaces de desarrollar un juego que se queda grabado en la memoria colectiva. Dejan un sello distintivo. Ejemplos recientes hay varios: el América de Leo Beenhakker, el Atlas de Ricardo La Volpe o el León de Gustavo Matosas.

    El Rebaño Sagrado, de la mano del técnico Matías Almeyda, sueña con eso. Poco a poco, el estilo comienza a consolidarse y a ofrecer resultados. El Rebaño Sagrado suma cinco victorias en los últimos seis encuentros. La última, el domingo por 1-0 sobre el Atlas, en el Clásico Tapatío, con gol de Peirera. El buen momento, asegura el ‘Comandante’, no es obra de la casualidad.

    “Es el trabajo nada más, es el día a día, el saber que desde la pretemporada se había planificado esto. Te puedo ser sincero, Matías nos lo decía: ‘Cuando encontremos este futbol, cuando encontremos esta forma, va a llegar un momento que vamos a jugar hasta con la desesperación del rival’. Porque no se puede, créeme que es desesperante cuando un equipo te agobia, te aprieta y no te deja jugar al futbol. Es desesperante. A mí me ha tocado estar del otro lado y realmente te agobia, empiezas a perder la cabeza”, explica en charla exclusiva con EL UNIVERSAL.

    El zaguero reparte méritos. “Hay que agradecer también a la parte de arriba, los de pantalón largo que respetan el proceso. Matías es un tipo que no le pesan las cosas que puedan decir, él sigue con su mismo enfoque, con su misma idea. Gracias a Dios, hoy empieza a rendir un poco de fruto y tenemos que seguir por esa línea. Debemos sacar resultados positivos que pongan a Chivas en una Liguilla”, sentencia. Y Jair Pereira revela el fondo. Lo que realmente construye este Guadalajara.

    —Edificar es una cosa difícil. Si vas por la calle y te topas con una obra cualquiera, normalmente le ponen una cerca que no permite ver lo que se hace más allá. Pero tú lo ves porque estás dentro del vestidor, ¿qué es lo que está construyendo Chivas?

    “Está construyendo un gran futbol, una humildad realmente positiva para el equipo, una competencia interna donde el que quiera venir a Chivas debe saber que va a tener que romperse el alma. Es trabajo lo único que se ha sembrado, trabajo, trabajo y más trabajo para que tarde o temprano empiecen a salir los frutos, siempre pensando en un campeonato”.

    —Un equipo que consolida un estilo normalmente marca épocas sin importar si gana o no, como el Atlas de La Volpe, el América de Beenhakker, el León de Matosas, que sí logró títulos. ¿Guadalajara va en camino de eso: ser un equipo que a partir del respeto a una idea futbolística deje huella?

    “Eso es lo que buscamos, para eso se trabaja. Es un estilo, una idea que tiene nuestro técnico Matías y a nosotros nos gusta, porque es un estilo de juego donde el equipo realmente se divierte con el balón. Ahí es cuando empiezas a disfrutar mucho del futbol, cuando un equipo empieza a manejar los partidos, cuando tienes llegadas, cuando en los mano a mano puedes ganar, eso realmente es disfrutar del futbol. Entonces, esperemos que se pueda marcar una época. No se ha ganado absolutamente nada, pero el equipo está consciente y tratando de trabajar de esa manera, para que pueda marcar una etapa bastante buena en Chivas”.

    —Existe consciencia en ustedes de que apenas se está en etapa de construcción. Si se consolida este trabajo y llegan los títulos, ¿será motivo de doble orgullo saber que tuvieron que aguantar críticas antes de pulir un estilo?

    “Será disfrutar de gran manera cuando llegue esa situación, porque el trabajo de cada uno es morirse y de verdad desde la pretemporada es impresionante cómo terminas agotado, sin fuerza y la única satisfacción con la que puedes soñar es algún día alzar un título y darle esa alegría al club”.

    —¿Te había tocado estar en un proyecto que tuviera esa ambición de marcar época con base en un estilo de juego?

     

    “Te puedo decir y voy a ser muy honesto: cada persona que viene a plantear su proyecto, siempre tiene el objetivo principal de triunfar, no veo a nadie que haga un proyecto para fracasar. Pero hoy en día, el proyecto de Matías a todos nos agrada, porque es practicar un buen futbol y disfrutar de jugar. Eso, obviamente, no tiene precio”.

    Te invitamos para que también nos sigas a través de